Contenido Principal
Santander Río

Introducción a la fotografía y video productos

Online Banking

En lo que respecta a comercio electrónico, hay que tener en cuenta y admitir que la percepción de determinados productos depende de lo que uno ofrezca a través de lo visual. ¿Cómo mejorar la calidad sin delegar la tarea?

Uno de los puntos más importantes a la hora de vender o presentar un producto es aquello que llega a la persona desde lo visual. Por esto, nos adentramos a hablar sobre la fotografía y el video de productos de todo tipo.

¿Qué es la fotografía y el video producto?

Como introducción, podemos decir que el concepto de fotografía y video producto abarca aquellos contenidos visuales que utilizamos para vender o presentar determinado producto, y de la calidad del resultado dependerá el grado de aceptación o el deseo de adquisición. Por esto, la importancia del tema.

Dependiendo del tipo de producto que se quiera ofrecer, puede alcanzar simplemente con fotos o, pero en otros casos, resulta más positiva la combinación de ambos. Por ejemplo, si estamos vendiendo algún tipo de comida o ropa, con fotografías alcanzaría porque no hay nada extra para mostrar con un video, a diferencia de otros productos, como pueden ser un instrumento o alguna herramienta que sirve para algo específico, ya que ayudaría a escuchar cómo suena ese instrumento o de qué forma se utiliza dicha herramienta.

Por esto, a continuación, te dejo una serie de tips básicos para que obtengas un mejor resultado al momento de hacer fotografía de productos:

  • Fondo: Lo ideal es que el fondo sea de un color neutro (lo más común es negro o blanco), salvo que por algún motivo en especial creas que otro espacio es ideal para el producto. Por ejemplo, para hacer fotos de bebidas, generalmente los bares o restaurantes utilizan la barra, la canilla o algún otro espacio del establecimiento.

El fondo puede ser una cartulina, una tela, una sábana, lo primero que se te ocurra de un tamaño considerable para que llegue a cubrir todo el espacio que ocupa el producto, y tal vez más, y no se contamine lo blanco puro con ningún elemento que se encuentre por fuera de este.

  • Iluminación: El segundo paso, luego de tener el fondo que te parezca adecuado, es la luz. Es ideal que la iluminación sea natural (colocar los productos a 90°, 45°, de una ventana e ir probando acorde a tu preferencia en sombras) y con algún elemento traslúcido difuminar la luz del sol, como puede ser una hoja de calcar, para que no impacte de lleno. Si querés rebotar la luz hacia el costado, podés colocar un elemento blanco más en la sombra, de manera que lo puedas iluminar.

Es mejor evitar el uso de flash en fotografía, porque genera un reflejo molesto y que no ayuda para nada a la imagen fija.

Ahora, si nuestro producto se encuentra en algún espacio bastante oscuro, como pueden ser bares, boliches o la idea en sí es que no haya luz natural, se ilumina con otros elementos como lámparas, luz led y hasta la misma linterna de celular, y se puede ayudar a la iluminación con elementos blancos los cuales, como se dijo anteriormente, van a permitir que puedas rebotar la luz y rellenar aquellos espacios que queden más en sombras y lograr una luz de relleno.

Seguramente con realizar algunas pruebas, vas a encontrar la iluminación adecuada para tu objeto.

  • Equipo: Hablando de cámara, si es una profesional o semiprofesional mejor, pero con un celular también es viable lograr buenas fotografías o videos. Algunos de estos vienen con configuraciones manuales, al igual que una cámara, lo cual te va a permitir jugar mucho más, y otros se configuran automáticamente y no te permiten cambiar parámetros como puede ser la cantidad de luz entrante, la velocidad en la que tomar la fotografía o el video, entre otras cosas.

Se puede utilizar un trípode para que la foto salga derecha y sin ningún tipo de movimiento o buscar algún elemento en donde apoyar la cámara y/o celular para que puedan permanecer inmóviles. 

Y casi siempre, o siempre, es necesario editar las fotos, ya que va a permitir que le des tu toque final. No siempre la foto va a salir 100% como lo esperamos y es por esto que sirve de mucho la posterior edición de la luz, el contraste y las sombras, por ejemplo.

Ahora podemos hablar un poco sobre detalles básicos de la fotografía y el video a la hora de configurar la cámara o el celular de forma manual:

  • Velocidad de obturación: Es la cantidad de tiempo que tardará el equipo en tomar una fotografía. Esto modifica la cantidad de luz que recibe del exterior, así como también “el movimiento” dentro de la misma. Se la ve escrita como fracción, “1/8”, por ejemplo. Cuanto menor sea el segundo número, más tarda en tomar la fotografía, y en consecuencia, entra mayor cantidad de luz y es más probable que algún elemento salga movido y pierda nitidez. Por esto es más recomendable que se utilice trípode cuando es necesario disminuir la velocidad de obturación.
  • Apertura de diafragma: Determina la cantidad de luz recibida y también modifica la profundidad de campo. ¿Qué es la profundidad de campo? Para decirlo más fácil, vendría a ser la nitidez con la que vemos “el fondo” de una imagen, es decir, que cuando la profundidad de campo es menor, el fondo se ve más borroso, y cuando es mayor, se ve más nítido.

La apertura de diafragma la veremos anotada con “f”, por ejemplo, f1.4 - f,1.8 y así sucesivamente. Podemos encontrar hasta f32 aproximadamente. En este caso, en f1.4 el fondo se verá más borroso que en un f4.5, así como también sucede que en el primer caso entra más luz y en el segundo entra menos.

Básicamente, si nos encontramos en un ambiente con muy poca luz es altamente recomendable la utilización de un trípode. Si utilizamos un fondo neutro y no tenemos aperturas de diafragma en la que se reciban mucha luz, colocando la cámara o el celular en un trípode, usamos una velocidad de obturación más baja y obtendremos una imagen más iluminada. Si estamos en un lugar con mucha luz, es al revés, siempre controlando que el elemento se vea de la mejor forma.

Acordate de:

  • Siempre probar y hacer varias fotos para tener opciones a la hora de elegir.
  • Siempre hacer que el elemento ocupe casi toda la imagen o tenga poco “aire” arriba y abajo, para, que no sea molesto tener que “buscarlo” en la foto.
  • En el caso de que haya más elementos en la imagen y quieras destacar uno, ponerlo más adelante que los demás.
  • Hacer detalles del objeto para mostrarlo no solamente entero, sino también por partes.

Con todos estos tips básicos ya podes empezar a jugar un poco y mejorar aquello que subís a tus redes sociales. Planificá, probá y lográ producir fotografías a tu gusto.

TAGS: Fotografía, Video, Fotoproducto, Videoproducto, Edición, Visual, Audiovisual, Marketing Digital, Redes Sociales, Comercio Electrónico, Ventas Online.

POR: Carla Ozán.
Mi nombre es Carla Ozán y soy fotógrafa y camarógrafa. Me recibí de Licenciada en Audiovisión con orientación en post-producción. Mi experiencia en este campo incluye tanto la docencia como el ejercicio de la profesión.
Trabajé principalmente en fotografía de sociales y como camarógrafa en cortometrajes, incluyendo la posterior edición y/o corrección de color final en ambos rubros.
Además, tuve mi propio emprendimiento: Pixel Producciones Audiovisuales, una productora audiovisual. Actualmente trabajo por mi cuenta en fotografía, video y edición, ya sea solamente la planificación, el material completo o su edición general final.

Para ponernos en contacto, por mail: carla.ozan@gmail.com  o por Instagram: carlaozan.ph 

Santander Rio

Santander Río® 2018
Todos los derechos reservados.