Contenido Principal
Santander Río

7 elementos de una pieza exitosa

Online Banking

7 elementos de una pieza de contenido exitosa

Autora: Marina Condó.

7 Elementos esenciales que cualquier pieza de contenido tiene que tener para ayudarte a generar confianza e interés en tu cliente potencial y por supuesto, aumentar tus ventas.

En la nota anterior estuvimos repasando los componentes fundamentales para que un contenido sea exitoso y es básicamente conocer a tus clientes potenciales y a tu producto.

Teniendo en cuenta que ya tenés el avatar o cliente ideal en la cabeza y ya contás con una o más fichas ideales de tu producto, hoy veremos 7 factores a tener en cuenta a la hora de preparar tus piezas de contenido.

Importante: No es necesario que las piezas de contenido las prepares vos directamente, esto que voy a enseñarte también te sirve ya sea para capacitar a alguien para que las haga o a la hora de contratar un freelancer.

7 factores para que tu contenido genere más interés (y ventas)

1. El Centro es TU Cliente y más importante, sus problemas más graves.

Las mejores piezas de contenido son aquellas que resuelven los problemas más graves de tu público objetivo.

Veamos un ejemplo:
Supongamos que tienes una maderera. ¿Qué puedes comunicar? Bueno, a todas las personas les gustan los bancos de madera. Si vamos a Google veremos que hay 12 millones de búsquedas de “banco de Madera” y si mirás las palabras claves relacionadas, ¿qué ves? “Cómo hacer un banco de madera”.

Ahora vayamos a Youtube, buscando “bancos de madera” vemos que los dos videos con más de 200000 visitas son sobre “cómo hacer algo de madera” (un banco o una sierra circular).

Esto ya te da una pauta de cuál es el problema de tu cliente potencial y te ayuda a centrar tu pieza de contenido alrededor de ese problema.

2. El título lo es todo.

Una vez que definiste cuál es el tema central de tu contenido y que está relacionado directamente con el problema que sufre tu cliente potencial, vamos a hablar del título. El título de tu pieza de contenido tiene tanto o más peso que la pieza misma. En un mundo donde recibimos información constantemente, cómo llamar la atención con contenido nos va a decir cuánta posibilidad tiene de ser leído por tu público.

Esta es mi bandeja de entrada….

Y estoy segura que muchas personas también se enfrentan con miles de correos al día.

Muchos de los correos serán eliminados directamente, sólo los que tengan los mejores títulos o logren llamar la atención serán los que terminaré leyendo. Pero eso no es porque soy yo, todos hacemos esto todo el tiempo. Hay demasiada información bombardeándonos constantemente y el titular nos sirve para saber si nos interesa leer más o si es una pérdida de tiempo.

¿Qué tiene que tener un titular para que sea exitoso?

Tiene que tener 2 componentes:
1. Llamar la atención, despertar la curiosidad, las ganas de leer más y
2. Resolver un problema, en especial, el problema más grande de tu cliente potencial.

Si querés ideas o sugerencias sobre cómo armar un título que llame la atención entrá a cualquier portal de noticias o revistas, ellos saben muy bien cómo condensar información en un espacio pequeño que además genere interés.

Aquí tienes 3 ideas para ayudarte a armar tu titular llamativo:
1. Utilizar preguntas, a la gente le encanta responder y saber cuál es la respuesta.
2. Utilizar símbolos o números, el ojo se fija mucho en números o símbolos. Ayuda a ser detectado en la mar de contenido diario.
3. Hacer títulos con “Cómo”, por ejemplo, Cómo armar un banco de madera en 3 pasos, Cómo instalar tu botellón de agua, Cómo armar tu propia fan page en Facebook, etc.

Aquí te dejo algunos ejemplos de la Revista Cosmopolitan - México:

3. Incorporá Historias

La gente se relaciona y compra historias de otras personas. En una buena pieza de contenido no pueden faltar testimonios, historias de éxito o casos de estudio. La idea es incorporar un factor humano, ayudar al cliente potencial a imaginarse que él puede ser esa persona que resolvió su problema y aumentar tu credibilidad como experto en el tema.

Está comprobado que cualquier pieza de contenido que incluya testimonios aumenta las ventas ya que genera confianza y ayuda. En el libro Influencia de Roberto Cialdini (“Influence: The Psychology of Persuasion”), toda una referencia en persuasión e influencia se detalla entre otras cosas el enorme poder de la “prueba social”.

En varios experimentos Cialdini confirma algo que todos sabemos: que los seres humanos somos animales y tenemos un sentido gregario en nuestra forma de actuar. En esta línea, uno de los grandes males de este comportamiento gregario es considerar todo lo que es popular como algo de alta calidad o como algo bueno. A veces es cierto, pero en muchos otros casos sencillamente no lo es.

La gente confía en cosas, productos y marcas que la mayoría confía. Ahora, ¿qué tiene que tener un testimonio para considerarse bueno?

Tiene que contestar estas 3 preguntas:
1. ¿Cómo se sentía la persona antes de comprar el producto?
2. ¿Cómo se siente ahora? ¿Qué resultados tuvo?
3. ¿Qué le pareció el producto? ¿Lo recomendaría?

Si querés armar un caso de estudio o historia de éxito la idea es que este testimonio se extienda un poco más pudiendo conocer en detalle la historia del cliente y de cómo el producto ayudó a resolver sus problemas.

Aquí te dejo un ejemplo:

4. Incluye una Razón.

Las personas, todas incluso las que compran en nombre de otros o en empresas compran por impulso pero utilizan la razón para justificar su compra.

En cualquier pieza de contenido y en especial si es una de venta hay que darle al cliente potencial siempre una razón para comprar. Esto puede venir de diferentes formas ya sea con estadísticas, gráficos y en general, hechos y datos que lleven a pensar que la decisión de compra es correcta.

La compra siempre es por impulso pero se necesita una validación teórica para llevarla a cabo. Conocer las características y los beneficios de tu producto va a ser clave para poder darle la razón del porqué comprar a tu cliente potencial.

5. Sé un Experto.

De seguro la pieza de contenido que armes va a estar dando vueltas por Internet por eso es bueno siempre tener un apartado pequeño donde cuentes sobre tu empresa, sus comienzos y algo que quieras compartir y que resulte inspirador como la misión o los objetivos de este año.

Sin hacerlo muy largo armá una reseña de quién eres, qué haces y porqué eres reconocido en tu área, recuerda que la pieza es sobre tu cliente potencial no sobre vos, así que hace esta sección corta. Si tenés un video en Youtube de 1 o 2 minutos presentándote también sirve como reseña.

6. Llamá a la acción

Todas las piezas de contenido tienen que tener un cierre y ese cierre debe involucrar un tipo de acción por parte del lector. Puede ser compartir el material, comentar, dejar su correo o hacer un pedido. Este es uno de los errores más comunes, crear hermosas piezas de contenido que no le dicen al lector qué tiene que hacer después, asegurarte de incorporar ello a la tuya.

Mirá este ejemplo, aquí te están invitando a comprar.

Y aquí a comentar:

7. Usá lenguaje cercano

El lenguaje debe ser cercano, la idea es posicionarte como experto en tu área pero debes generar interacción clara con el cliente potencial. Si vas a utilizar palabras técnicas asegurate de que la persona que te lea entienda de lo que le estás hablando. Escribí claro y sencillo, todo puede ser explicado de forma simple.

Soy una fanática de las películas “Volver al Futuro” y esto me encantó:

La infografía se divide en tres partes, cada parte nos explica con un gráfico cómo son realizados los viajes al futuro y pasado. La explicación de Volver al Futuro es ideal para todos aquellos que vieron las películas pero no entendieron cómo transcurría cada una, o para quienes aún no vieron este clásico que comienza en 1985.

Es algo simple pero la idea es decirte que todo puede ser explicado de una forma fácil y sencilla.

Consejo Extra: Escribe para los Ojos

Las infografías, imágenes y frases “visuales” están en su auge. Es importante que a la hora de armar tu pieza de contenido tengas en cuenta el diseño visual. La mayoría de las personas tienen poco tiempo y suelen pasar los ojos por el contenido antes de sentarse a leerlo.

Utilizá pocas imágenes pero de buena calidad y tipografía en tamaño legible. Divide el texto en subtítulos, secciones y párrafos cortos. El concepto es “Menos es Más”. Dale espacio al ojo, no abrumes con una enorme cantidad de palabras. Es importante que la pieza de contenido se vea bien, en esos momentos es la representante de tu marca frente a tu cliente potencial.

Mirá estos ejemplos.

Aquí un menú de tragos:

Y aquí una nota para una revista:

Espero haberte ayudado, nos vemos en la próxima entrega.

 

Tags: Contenido online; Marketing de contenidos; Contenidos digitales; Contenido que vende; Aumentá tus ventas.

Santander Rio

Santander Río® 2016
Todos los derechos reservados.