Contenido Principal
Santander Río

5 pasos para escribir tu primer correo de venta

Online Banking

Escribir correos puede intimidar a muchos… ¿qué pongo? ¿Cómo lo hago? Puede ser casi tan intenso como hablar en público. Por eso quise hacer esta sección muy práctica y con bastantes consejos útiles para que puedas escribir tu correo de email marketing sin mucha vuelta.

Autora: Marina Condó.

Primero y antes que nada, hay que aclarar algo: cualquiera puede hacer email marketing. Sé que esto es algo en contra de mi profesión (copywriters o redactores web) pero teniendo en cuenta ciertos detalles que voy a contarte y con las ganas y la práctica suficiente, vos podés hacerlo tranquilamente, al menos para comercializar tu producto o servicio.

Una vez aclarado esto te digo por qué vos podés hacerlo:

La gente escucha y sigue a aquellos que le hablan honestamente. 

Si crees que tu producto o servicio realmente les mejora la vida a las personas y estás dispuesto a hablar honestamente al respecto, ya tienes la mitad de la batalla ganada. Hay muchos trucos, tips y detalles técnicos que ayudan a aumentar las métricas pero en el fondo lo que hace que tu público objetivo te escuche es saber que está hablando con alguien que sabe lo que dice y que le dice la verdad.

Habiendo aclarado esto vayamos a los 5 pasos para escribir tu primer (y cualquier) correo de venta.

Paso 1: Entender a quién le hablás.

Ya lo mencionamos en otra secciones pero es importante que tengas el avatar de tu cliente potencial en la cabeza, que lo tengas identificado con una imagen y si se puede hasta con un nombre. Cuanto más cercano tengas a esa persona a la que vas a hablar más fácil te será sentarte a escribir.

Una vez que tenés el “avatar” de tu público objetivo listo, sentate a escribir como si le hablarás sólo a esa persona. La regla es siempre escribir en singular.

Paso 2: Escribir 10 a 15 títulos diferentes

El título del correo es la parte más importante del mismo. Tiene el mismo peso que el resto de mensaje. ¿Por qué? Porque es el que determina si tu correo es abierto o no. El trabajo principal del título del correo es hacer que la persona que lo lee, lo abra.

Recibimos cientos o miles de correos al día y el título es lo que nos hace decidir en microsegundos si vamos a leerlo o no.  Por eso es fundamental que pases tiempo escribiendo alternativas. Si podés testearlo, aún mejor. En otra nota hablaremos más en detalle sobre algunos trucos para hacer un título exitoso pero lo más importante que tenés que tener en cuenta son dos cosas: Curiosidad y Beneficio.

¿Qué significa Curiosidad?

Para ilustrar lo que digo te voy a dejar algunas frases y quiero prestes atención a cómo te sentís cuando las escuchas:

- Esto es lo que te ayudará a bajar de peso en 1 semana

- El secreto mejor guardado de las modelos para lucir bien

- Me ENCANTA esta herramienta

- ¿Esto pasó de verdad?

- Casi me encierran por lo que hice

Listo. ¿Qué te pasó al leerlas? ¿Tuviste ganas de saber más? Cada una de estas frases apeló a tu curiosidad y eso es un poco lo que tenés que tratar de lograr en tus correos. Todos somos por naturaleza curiosos y si algo llama nuestra atención nos interesa seguir leyendo. Si lográs despertar la curiosidad de tu público objetivo, lograrás que sigan leyendo tu correo.

¿Qué significa Beneficio?

Es importante decir que a tu cliente potencial no le interesás en lo más mínimo. No le interesa saber de vos, de tu empresa ni de lo grande que son. Lo que le interesa, lo que a todos nos interesa es saber “qué hay allí para mí”, en otras palabras, qué gano yo leyendo tu correo.

No te olvides que lo que escribas tiene que siempre responder a eso, siempre girar en torno a tu público objetivo, a sus problemas, intereses y desafíos.

Paso 3: Escribir el cuerpo del mensaje.

No hay una regla de cantidad de palabras aunque yo recomiendo que el mensaje sea corto. Podés contar una historia y si sos realmente bueno es probable que la gente la siga hasta el final pero no siempre es el caso. Así que te recomiendo:

1. Mantener tus mensajes cortos,

2. Visualmente atractivos (no escribas un párrafo todo junto que ahuyenta al ojo y hace que sea imposible leerlo, crea párrafos de 3 o 4 oraciones nada más),

3. Con frases simples y cortas, que todo el mundo pueda entender.

El ojo tiene que poder pasar por la página sin sentirse abrumado por palabras. Acordate que la mayoría de la gente lee el correo en su celular.

Paso 4: Cerrar el mensaje.

Esto es un error muy común en principiantes. Siempre, todo mensaje se cierra con un llamado a la acción. Tenés que acostumbrar a tu prospecto a que haga algo con tus correos.

Ahora, este llamado a la acción puede ser a comentar, a compartir, a dejar sus datos o a comprar. Tu mensaje tiene que tener un propósito y el llamado a la acción es el que lo materializa.

Paso 5: Enviar.

Ahora que tenés todo preparado, hay que enviarlo. Aquí hay algunos datos que podés tener en cuenta aunque la palabra clave es TESTEAR.

Según las últimas estadísticas existen siete horarios donde se percibe una mayor apertura de campañas de e-mail por parte de los suscriptores: 3 pm (29,8%), 11 am (29,7%), 8 pm (29%), 10 pm (28,6%), 2 pm (27,9%), 10 am (27,5%), 5 pm (25,8%).

A su vez, el informe gratuito de métricas indica que los días con mayores aperturas son los martes y los jueves. Estos resultados sugieren realizar envíos en horarios y días laborales, momentos en que los suscriptores se encuentran utilizando sus dispositivos electrónicos y con una mayor predisposición a abrir sus e-mails.

(Fuente: http://internetesmercadeo.com/empresas-de-latinoamerica-le-siguen-apostando-al-email-marketing/)

Mi experiencia es que he tenido buenos resultados enviándolos a la mañana, los días de semana más que los fin de semana pero cada mercado es diferente así que aquí lo que vale es testear.

Estos son los 5 pasos para escribir un correo de venta, espero que te sirvan y que te animen a ponerlos en práctica. Por último te dejo un video mostrándote un ejemplo que ilustra lo que aprendimos.

Santander Rio

Santander Río® 2016
Todos los derechos reservados.