Contenido Principal
Santander Río

Adaptando mi empresa a las nuevas economías

Online Banking

Este es un buen momento para pensar que su empresa puede estar relacionada con la solución a problemas que derivan del cambio climático. Detrás del rédito económico su firma puede contribuir a mitigar problemas sociales. El éxito de su negocio puede estar intrínsecamente alineado con esos parámetros. En esta nota, le contaremos de qué tratan las nuevas economías que están cambiando la forma de hacer negocios.

El 22 de febrero de este año, Bill Gates dirigió una carta a los jóvenes de todo el mundo. En ella fue claro y contundente: Hay que lograr que las emisiones de dióxido de carbono bajen a cero para finales de este siglo, para evitar que haya cambios más drásticos en el clima del planeta, expresó el CEO. 

El empresario y filántropo no habló de bajar en porcentajes sino a cero y que una energía milagrosa podría hacerlo posible. Cuando digo milagro, no quiero decir que es imposible. He visto milagros ocurrir antes. La computadora personal. El internet. La vacuna contra el polio. Ninguna ocurrió por casualidad. Fueron el resultado de investigación, desarrollo y la capacidad humana de innovar, expresó Gates. 

Parece algo utópico, lejano, que poco tiene que ver con nuestro día a día, con nuestra cotidianidad, con hacer crecer o mantener nuestro negocio a flote. Sin embargo, es necesario que como empresarios comencemos a pensar en estas cosas. Sin buena calidad de vida y sin recursos será difícil contar con nuevos clientes y tendremos cada vez más dificultades a la hora de producir. 


Como informó hace unos meses Emiliana Vegas, jefa dela División de Educación del BID (Banco Interamericano de Desarrollo), desde la era industrial hemos metido a fondo el acelerador para consumir a toda marcha los recursos del planeta. Hoy, el80%dela energía primaria del mundo proviene de carbón, petróleo y gas. Sino frenamos la quema de combustibles fósiles, agilizamos la transición a energías renovables y ponemos fin a la deforestación,no habrá futuro para la humanidad. El cambio climático no amenaza solamente a los ecosistemas que nos rodean, sino también a la agricultura, la producción de alimentos y el suministro de agua. Básicamente, todo lo que necesitamos para sobrevivir.
 

Dicho todo esto, la pregunta que seguramente se hará es ¿cómo puedo desde mi empresa contribuir? Hay múltiples respuestas, y sin dudas no existe una receta a seguir, pero sí podemos orientar el camino para hacer el trabajo interno de pensar y decidir qué acciones puede poner en marcha mi compañía. 

En esta nota presentamos las nuevas economías que en el mundo se están desarrollando y quedan respuesta a esta problemática. 

La Economía Circular, eficientizar el uso de los recursos 

El concepto de una economía circular (CE) fue planteada por primera vez por dos economistas ambientales británicos Pearce y Turner, quienes señalaron que una economía lineal tradicional indefinida no tendría futuro, y que se debía buscar una alternativa que dejara de lado el mero consumismo, en pos de opciones más sustentables y eficientes, económica y ambientalmente. 

El desarrollo dela economía circular debería ayudar a disminuir el uso de los recursos, a reducir la producción de residuos y a limitar el consumo de energía. Según la Fundación Circular, con sede en España,la economía circular es un concepto económico que se interrelaciona con la sostenibilidad, y cuyo objetivo es que el valor de los productos, los materiales y los recursos (agua, energía)se mantenga enla economía durante el mayor tiempo posible, y que se reduzca al mínimo la generación de residuos. Se trata de implementar una nueva economía -no lineal- basada en el principio de «cerrar el ciclo de vida» de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía.

Esta economía propone un nuevo modelo de sociedad que utiliza y optimiza los stocks y los flujos de materiales, energía y residuos y su objetivo es la eficiencia del uso de los recursos y descansa en los siguientes principios: 

  • La eco-concepción: considera los impactos medioambientales a lo largo del ciclo de vida de•un producto y los integra desde su concepción.
  • La ecología industrial y territorial: establecimiento de un modo de organización industrial en•un mismo territorio caracterizado por una gestión optimizada de los stocks y de los flujos de materiales, energía y servicios. 
  • La economía de la funcionalidad: privilegiar el uso frente a la posesión,la venta de un servicio frente a un bien. 
  • El segundo uso: reintroducir en el circuito económico aquellos productos que ya no se corresponden a las necesidades iniciales de los consumidores. 
  • La reutilización: reutilizar ciertos residuos o ciertas partes de los mismos, que todavía •pueden funcionar para la elaboración de nuevos productos.
  •  La reparación: encontrar una segunda vida a los productos estropeados. 
  • El reciclaje: aprovechar los materiales que se encuentran en los residuos. 
  • La valorización: aprovechar energéticamente los residuos que no se pueden reciclar.

Economía del Bien Común, valores y cooperación

Es un proyecto económico promovido por el economista austríaco Christian Felber, a partir de2008,que pretende implantar y desarrollar una verdadera economía sostenible y una alternativa a los mercados financieros en la que necesariamente tienen que participar las empresas. 

La Economía del Bien Común brega por una economía de mercado ética diseñada para mejorar la calidad de vida de todas las personas y el medioambiente. 

En la economía real actual se mide el éxito económico con valores o indicadores monetarios como el producto bruto interno y los beneficios económicos. El balance del bien común mide como una empresa vive la dignidad humana, la solidaridad, la justicia social, la sostenibilidad ecológica, la democracia con todos sus proveedores y clientes. Por ejemplo, si la empresa promueve la esclavitud infantil, si hay desigualdad entre hombres y mujeres, si las rentas de los trabajadores están diferenciadas, entre otros. Finalmente, la evaluación de esos valores podría permitir al consumidor escoger los productos. 

Como propone Felber, la Economía del Bien Común cubre los elementos básicos de un sistema de orden económico alternativo y está abierto a la sinergia con sistemas similares. El objetivo es crear un marco legal vinculante para la creación de valores de orientación empresarial y particular hacia el Bien Común, que dé incentivos a sus participantes.

 La esencia del modelo es la resolución dela contradicción entre los valores que rigen los mercados, como el egoísmo, la avaricia y la irresponsabilidad, y los valores que permiten florecer nuestras relaciones humanas y ecológicas. Estos últimos valores son universales y forman parte de nuestras constituciones: dignidad, solidaridad, justicia, democracia. Los valores económicos, en cambio, no son valores constitucionales. La Economía del Bien Común (EBC) propone resolver esta contradicción cambiando las dos principales reglas legales que guían el comportamiento de los actores económicos–afán de lucro y competencia– por otras dos: contribución al bien común y cooperación, describe el autor del libro Economía del Bien Común. 

Economía Azul, innovación pura

¿Alguna vez imaginó quede los cardos que crecen como maleza en el campo se pueden desarrollar insumos químicos? ¿O de los deshechos de café producir hongos comestibles? ¿Y rescatar el polvo que contamina que se desprende de una mina, mezclarlo con un polímero reciclado y aprovecharlo como un insumo para hacer papel, que no es de agua y fibra y el costo es la mitad? Estas son algunas de las acciones que ya están en marcha y que parten del modelo dela Economía Azul.

El pasado 13 de septiembre Gunter Pauli, belga, emprendedor y conferencista, autor de20libros publicados en34 idiomas y de125 fábulas para niños, asesor de gobiernos, y actualmente radicado en África, participó de Sustainable Brands Buenos Aires y dejó a la audiencia con la boca abierta. 

Según Pauli, su creador, la Economía Azul se trata deponer en práctica una filosofía; la de usar lo que está localmente disponible para generar valor, con el enfoque de tener capacidad de respuesta para cubrir las necesidades básicas de todos -agua, vivienda, energía, salud, educación- y, a la vez, asegurar el cuidado por la naturaleza. Pauli declara que no se trata de una intención y afirma que ya se pusieron en marcha unos 200 proyectos, que demuestran que esto no es una fantasía, sino una verdad que genera capital y busca acabar con la pobreza.

Antes de llegar a nuestro país, en una entrevista brindada a un diario nacional, Pauli manifestó: Los economistas explican que hay un tema de escala. Y lo que necesitamos es romper el modelo de negocios e introducir innovaciones técnicas, sociales y empresariales. Pensamos que es normal cortar árboles y usar agua para hacer papel, y decimos que luego los podremos reciclar. Además, explicó que hay cosas que están, pero no se valorizan. Un caso concreto: en la mayoría de los países cuando miran el mar buscan peces, ¿por qué no buscan algas? Cuando cultivamos microalgas se puede generar 50 veces el ingreso quese alcanza con los peces. El problema es que se piensa en lo que da valor ya, ahora. Un proyecto en marcha esel cultivo de hongos con desechos de café, porque consumimos 0,2% dela biomasa de lo cosechado, ¿y qué pasa con el 99,8%? Es basura. Pero podemos generar valor. Hay 3.000 personas que lo convirtieron en un negocio y en10 o 20 años más vamos a tener un millón de empresas cultivando hongos de desechos de café porque el potencial es enorme. Esto ya se hace en más de50países.

Existe una red de tres mil científicos, que están distribuidos en el mundo entero, buscando a través dela innovación nuevas formas de generar insumos y productos de deshechos. Su base está en Japón a través dela Fundación Zeri, promotora dela Economía Azul.

Sistema B, modelo global que redefine el éxito empresarial

En 2012, surge Sistema B que se alía a con BLab para expandir el movimiento B en Latinoamérica con una visión sistémica. En nuestro país, ya certificaron 46 compañías.

Las Empresas B son compañías  que redefinen el sentido del éxito empresarial, usando la fuerza del mercado para dar solución a problemas sociales y ambientales. Este nuevo tipo de empresa amplía el deber fiduciario de sus accionistas y gestores para incorporar intereses no financieros, cumpliendo un compromiso a generar impactos positivos socioambientales, operando con altos estándares de desempeño y transparencia.

Se trata de un movimiento global que surgió en Estados Unidos, en 2006, bajo el nombre de B corporation (B corp). Este sistema no sólo promueve la transición hacia economías sustentables, sino que BLab, fundación que creó el concepto de empresa B, certifica a estas compañías a nivel global y las impulsa. 

En el mundo entero, actualmente, el movimiento se compone de1929 Empresas B que cuentan con la certificación, distribuidas en50países y pertenecientes a 130 industrias. 

¿Cualquier empresa puede certificar para obtener el sello de Empresa B?La respuesta es sí, siempre y cuando -además de generar rentabilidad- incluya la solución de algún problema social y/o ambiental. Además,no está determinado por el rubro, tamaño o facturación; es un tipo de empresa comprometida a transitar un camino de mejora, considerando en las decisiones a los consumidores, los trabajadores, la comunidad, los inversionistas y el medioambiente. 

Sistema B sugiere que existen dos razones para operar como empresa desde este nuevo paradigma: convicción y/o conveniencia. Se basan enqueun empresario puede estar convencido de ser un agente de cambio transformador en pos de un mundo mejor. Sin embargo, también existe una tendencia global que indica que la sustentabilidad ya no será una opción sino una condición sine quanon para poder operar, es decir, para ser elegido por empleados, inversores, proveedores y clientes. 

 Por último, indican que ser parte dela Comunidad Global de Empresas B reporta múltiples beneficios.

 Entre ellos: 

  • Justamente pertenecer a un movimiento global e incentivar a otras empresas a sumarse. 
  • Aplicar un sistema de mejora continua. Cada dos años las empresas certificadas tienen que realizar nuevamente la evaluación.
  • El propósito de las Empresas B perdura en el tiempo, se preserva legalmente la misión.En nuestro país, está por ser regulada la ley de Empresas de Beneficio e Interés Colectivo (BIC) dentro de las cuales se encuadran las Empresas B.
  • Las empresas con impacto social y ambiental positivo atraen a nuevos inversionistas, que ven en este tipo de corporaciones una tendencia para promover.
  • La posibilidad de acceder a nuevos clientes. Las empresas B son buscadas por las grandes empresas como proveedores para integrar su cadena de valor y además,se asocian comercialmente a otras Empresas B.
  • Atraer a talentos que buscan trabajar en aquellas empresas que cuentan con un propósito.
  • Lograr posicionarse en la opinión pública a través de presencia en medios de comunicación,eventos, foros y seminarios. 
  • Por último, ahorrar al obtener beneficios de B-lab y Sistema B mediante el acceso a asesorías pro bono, descuentos en programas informáticos, entre otros.

 Expuestos los modelos de las nuevas economías,el reto será identificar cuál es el que mejor se adapta a cada cultura empresarial, o tomar aspectos de cada uno de ellos para poder poner en práctica. Sin dudas, el mundo está cambiando y nuestras empresas deberán adaptarse a este cambio. 
 

TAGS: RSE y sustentabilidad, Nuevas economías, Sistema B, Economía Azul, Innovación, Tendencias, Economía del bien común, Economía circular. 
POR: Florencia Del Gizzo. 

¡Hola! Soy Flor Del Gizzo, Storyteller y Periodista. Formada en la escuela de periodismo TEA, cuento con un Posgrado en Comunicación Institucional de la Universidad Austral y un Posgrado en Gestión de Organizaciones sin fines de lucro de la UdeSA. Comencé mi carrera hace 17 años y trabajé para diversas organizaciones y proyectos nacionales e internacionales, en las áreas de Comunicación, Desarrollo de Fondos, RSE, Marketing, Voluntariado y Cooperación Internacional. Como Periodista publiqué cerca de 100 notas sobre calidad de vida, salud, sustentabilidad y crianza en medios gráficos como Clarín, Revistas Grupo La Nación, Editorial Televisa y Editorial Perfil. Mi pasión por contar historias y mi experiencia dieron origen a Flor de Historia, Agencia de contenidos especializada en Storytelling. Su propósito es comunicar historias que inspiren y motiven, y que permitan a empresas y organizaciones a distinguirse con sus productos y servicios y llegar con su mensaje a potenciales clientes con contenido de calidad. Es simple. Las historias bien contadas atrapan, seducen, movilizan, emocionan, ¡son irresistibles! flordehistoria.com  twitter: @flodelgizzo

Santander Rio

Santander Río® 2017
Todos los derechos reservados.