Santander Río apoya a programas sociales que contribuyan al desarrollo de la comunidad, en la que opera. El banco cuenta para ello con un Programa de Responsabilidad Social Corporativa, dentro de la política de empresa responsable, buscando un equilibrio entre los resultados económicos, sociales y ambientales de nuestra actividad.

El programa cuenta con los siguientes ejes principales:

 

Educación

Maratones de lectura

Para Santander Río, incentivar la lectura y promover la alfabetización de niños y jóvenes de escasos recursos, significa mejorar su calidad de vida y brindarles herramientas que faciliten su inclusión social. Así, desde hace 12 años, el Banco lleva adelante junto a la Fundación Leer el programa Maratones de Lectura, que promueve encuentros destinados a cultivar la pasión y el hábito de leer. En 2010, colaboró para que más de 2.000 alumnos de 20 escuelas de 9 provincias de todo el país participaran del programa y recibieron más de 6.200 libros.

Becas Escolares

A través de Cáritas Argentina, Santander Río otorgó en el último año 597 becas escolares a niños en edad escolar de cinco provincias del norte argentino. Este apoyo económico es uno de los medios a través del cual el Banco ayuda a los padres de familia en situación de pobreza para que sus hijos puedan acceder al sistema educativo formal y permanecer en él.
Adicionalmente, el Banco mantiene programas de ayuda económica para evitar la deserción escolar, en colaboración con Cimientos y Grupo Puentes hoy por ti.

Talleres de fortalecimiento paternos

Junto a la Fundación Proyecto Padres, Santander Río continuó acompañando a las familias mediante la realización de talleres de fortalecimiento del rol paterno. En ellos, padres y madres se nutren de conceptos teórico-prácticos útiles que los ayudan a entender y apoyar a los hijos en su paso por la adolescencia. En 2010, con el auspicio del Banco, se dictaron 50 talleres de fortalecimiento del rol paterno, de los que participaron más de 5.000 personas.

Inclusión Laboral

Ideas que dan Trabajo

Es un programa, que brinda capital de inicio para la compra de maquinaria e insumos a microemprendimientos seleccionados por su capacidad para generar fuentes de empleo en distintas localidades del país. Los proyectos son presentados por los empleados, que actúan como padrinos de los mismos.
En 2010, en la sexta edición del Programa, Santander Río financió la puesta en marcha de 34 microemprendimientos autosustentables apadrinados por los empleados. En su última edición, apoyó desde una marroquinería y un taller textil hasta un proyecto agropecuario. En total, desde su inicio, el programa financió la puesta en marcha de 117 microemprendimientos que generaron más de 1.000 puestos de trabajo.

Centro Educativo Pescar Santander Río

Con el objetivo de preparar a los jóvenes para un mejor desempeño en el ámbito laboral, el Centro Educativo Pescar Santander Río ofrece una oportunidad de formación personal y profesional a estudiantes de escasos recursos. Apunta a jóvenes de 16 a 18 años que cursan el último año de la escuela secundaria y que, a través de las actividades que brinda el programa, reciben formación a nivel personal, ético ciudadana y técnico – profesional. En diciembre de 2010, se graduaron 15 alumnos que participaron de la tercera edición del Centro Educativo, que se suman a los 32 jóvenes que pasaron por Centros anteriores.

Acción Social

Desarrollamos también alianzas estratégicas con reconocidas ONGs, como UN Techo para mi País, Banco de Alimentos, ALPI, entre otras, a través de las cuales realizamos nuestro aporte para satisfacer necesidades de comunidades donde tenemos operaciones.

Un techo para mi País

Esta iniciativa tiene como objetivo la edificación de viviendas de emergencias que les permitan a las familias, condiciones dignas de habitabilidad. El Banco, en alianza con Un techo para mi País, lleva construidas desde 2008, 36 viviendas de emergencia en 4 provincias argentinas con la participación de más de 360 voluntarios del Banco.

Medioambiente

Programa de reciclado de papel y tapitas de plástico

Desde el año 2000, Santander Río apoya el Programa de Reciclado de Papel de la Fundación Hospital de Pediatría Juan P. Garrahan. En 2008 se sumó la recolección de tapitas de plástico. El programa consiste en donar el papel y las tapitas de plástico descartado en las oficinas de los edificios centrales y las sucursales para que sea vendido por la Fundación a empresas de reciclado y con ese dinero, sostener la Casa Garrahan, que acoge a niños del interior que deben realizarse tratamientos prolongados. En 2010, el Banco donó más de 86.600 kg. de papel, que se suman al 1.256.671 kg. que lleva donados desde que empezó la campaña. En cuanto a las tapitas, se recolectaron más de 900 Kg. que sumados a lo acumulado desde septiembre de 2008, da un total de 3.555 kg.

Basura Cero

Santander Río promueve el reciclado de residuos para proteger el medio ambiente. Desde el año 2009 adhiere a la Ley Basura Cero (Nº 1854, sancionada por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires), que promueve la adopción de medidas dirigidas a reducir la generación de residuos, recuperarlos y reciclarlos.
El Banco aplica la normativa en sus edificios centrales y en sucursales de la ciudad de Buenos Aires. Allí se instalaron cajas para facilitar la separación de residuos, discriminándolos en descartables y reciclables. Estos últimos son recolectados diariamente en bolsas verdes y entregadas en mano a los recuperadores urbanos, quienes envían lo acopiado a las plantas clasificadoras y recicladoras.

Forest Stewardship Council (FSC)

Para el proceso de impresión de la Memoria de Sostenibilidad 2010 y del Anuario Ideas 2010, el Banco utilizó papel con certificación de Cadena de Custodia, de Forest Stewardship Council (FSC). De esa forma, FSC garantiza que la madera utilizada para la producción de los documentos procede de un bosque responsablemente gestionado.

Plan de uso racional de la energía eléctrica

Santander Río implementa campañas y políticas que buscan reducir al mínimo el impacto de sus operaciones en el medio ambiente. La primera acción tuvo como objetivo generar un consumo responsable y cuidado de los recursos naturales no renovables, tanto para racionalizar su uso como para generar conciencia en la sociedad sobre su importancia. Se limitó el uso y el apagado de las instalaciones eléctricas vinculadas a su imagen institucional, como marquesinas, soportes publicitarios y tótems. Asimismo, se pautaron horarios de encendido y apagado de las luces en cada edificio para aprovechar al máximo este recurso.
Otras de las acciones tendientes a cuidar el uso de la energía eléctrica es la campaña de recambio de aires acondicionados que comenzó Santander Río en 2009, tanto en sus sucursales como en sus edificios centrales. Al igual que lo hizo en 2009, continuó con su plan para abandonar el gas como recurso de calefacción y utilizar tecnologías que funcionan a energía eléctrica.

Memoria de Sostenibilidad

Santander Río publicó su novena Memoria de sostenibilidad, la cual resume las diversas acciones del Programa de Responsabilidad Social Corporativa que el Banco lleva adelante. Las mismas se desarrollan hacia la comunidad en tres ejes centrales: la educación, la promoción de la inclusión laboral y el fortalecimiento de las comunidades en las cuales el Banco opera.
Asimismo, esta Memoria detalla las políticas de esta clase que el Banco desarrolla para con sus empleados, clientes y proveedores.

Memoria de sostenibilidad de Santander Río 2012.

Memoria de sostenibilidad de Santander Río 2011.

Memoria de sostenibilidad de Santander Río 2010.

Memoria de sostenibilidad de Santander Río 2009.


Santander Río® 2014 Todos los derechos reservados.