Contenido Principal
Santander Río

¿Sabés qué es un social seller? Enterate de qué se trata y por qué te conviene empezar a hacerlo en tu empresa ahora mismo.

Las ventas son relaciones, y eso es precisamente lo que está en el corazón de la venta social o social selling. Un vendedor social (social seller) desarrolla relaciones como parte del proceso de venta a través del uso de las plataformas digitales. Es un proceso que si bien existe desde hace miles de años (¿quién no se acuerda de ese amigo vendedor de enciclopedias que pasaba a saludar y siempre se quedaba charlando?), la ventaja es que Internet y el aceleramiento digital han reavivado y reafirmado esta práctica.

El 62,9% de los profesionales de ventas informan que la venta social es una parte importante del cierre de nuevos negocios. Y esto funciona tanto en negocios dirigidos a consumidores finales o B2B.

Pero antes de lanzarte a implementarla en tu negocio, veamos qué significa ser un social seller.

Es un error muy común pensar que un social seller es hacer marketing social, pero no son lo mismo. La venta social consiste en desarrollar relaciones personales usando las redes sociales, mientras que el marketing social consiste en desarrollar relaciones con muchas personas a la vez gracias a los medios existentes. Los vendedores sociales utilizan las redes para interactuar directamente con los clientes potenciales. Es una manera de eliminar las llamadas "en frío" y de utilizar las herramientas que tus clientes ya usan a diario para contactarlos y conectar con ellos.

¿Cómo te convertís en un social seller?

1. Elegí en qué plataforma vas a realizar tu estrategia: Tené en cuenta que la base para el éxito de la venta social es averiguar dónde se pueden encontrar a tus clientes y clientes potenciales y crear un perfil en esa red social. No todos los vendedores sociales deben estar en Twitter, Facebook, Instagram, LinkedIn y Pinterest, pero un gran vendedor social sabe cuál es la plataforma que lo ayuda a maximizar las ventas de su negocio.

Importante: ¿Cómo elegir la red social adecuada? Tenés que hacer una investigación previa para definir cuál es la que más usan tus clientes potenciales.

2. Convertite en un referente para tu nicho o Industria: Usá las redes sociales para establecerte como una fuente de información sobre tu negocio, compartí información útil e interesante y verás cómo la gente te querrá como parte de sus contactos.

3. Seguí a personas claves: Tratá de buscar cuáles son los principales influenciadores en tu industria. Esto te ayudará a mantenerte al día con la información más relevante para tu negocio y fortalecerá tu imagen.

Los social sellers van más allá de la venta

Si estás usando las redes sociales sólo para vender, vender, vender, entonces lo estás haciendo mal. En su lugar, los vendedores sociales ofrecen contenidos valiosos y consejos útiles cuando los clientes lo necesitan. Eso no siempre puede conducir a una venta, pero sí a una relación de confianza. Los vendedores sociales constantemente crean contenido de calidad y se involucran con las personas en sus redes sociales. Ellos educan a los clientes potenciales sobre cómo su empresa puede ayudarles a crecer su negocio, y nutren a esos clientes a través del contenido. Un verdadero social seller no siempre está pidiendo un retorno de la inversión, se trata más bien jugar el juego a largo plazo construyendo relaciones interpersonales.

Ahora, si esto es a largo plazo y requiere una dedicación especial, ¿por qué conviene ser o tener un "social seller" en tu empresa?

Una ventaja clara es la venta directa pero también hay otras que ayudan a sostener y expandir tu negocio, como lo son el reconocimiento y la visualización de marca. También ayuda que los equipos de marketing y ventas trabajen juntos para posicionar tu negocio y tu marca como referente o experto. Por ejemplo, el 91% de los compradores B2B están en las redes sociales, por lo que los social seller intentan encontrarlos en los lugares que ya frecuentan. Suena mucho más complejo de lo que realmente es, pero en la práctica es mucho más simple y orgánico.

Por último, dos claves antes de empezar:

1. Identificá a los clientes potenciales correctos

Antes de establecer contacto con los clientes potenciales, tenés que asegurarte de que sean los correctos. Esto lo podés hacer visitando foros relevantes, realizando encuestas o contactando a los clientes existentes para conocer más sobre ellos. Con esta información habrás armado las bases necesarias para establecer una conexión social con tus clientes más valiosos.

2. Respondé personalmente cada mensaje

La clave de un social seller exitoso es que desarrolla relaciones PERSONALES. Esto quiere decir que si un cliente ha dejado una pregunta en tu página sobre cómo funciona tu producto, tenés que contestar con información relevante. O, si alguien ha dejado un comentario alabando tu servicio, tenés que agradecer con un mensaje dirigido especialmente a esa persona. Responder de forma personalizada a cada contacto es la mejor y más sencilla manera de empezar a generar relaciones provechosas para ambas partes. Te aseguro que un “Gracias” puede cambiar enteramente la percepción que tienen de vos y de tu empresa.

Ahora que ya sabés qué hace un social seller te invito a que te animes a probar esto en tu estrategia de venta y ver qué resultados te reporta. Estoy convencida que te sorprenderán.

 

TAGS: social seller, marketing para pymes, marketing digital, ventas

POR: Marina Condó.


Mi nombre es Marina Condó. Me encanta escribir y soy redactora web publicitaria desde el 2009. 
¿Qué quiere decir esto? Que me dedico a escribir cartas de ventas, crear campañas de email marketing y además manejar contenidos en blogs y comunidades web. He trabajado con empresas, con emprendedores e instituciones ayudándolos a mejorar su presencia e impacto digital. También soy una apasionada de la buena comida, una fanática del yoga, y madre de dos niños. Podemos seguir conversando en Twitter: @marinacondo

Santander Rio

Santander Río® 2018
Todos los derechos reservados.