Contenido Principal
Santander Río

Despertar nuestro espíritu emprendedor resulta clave para enfrentar los desafíos y los retos de nuestro planeta. Incluso, para reinventarnos a nosotros mismos y prosperar en un mundo de transformación permanente. Trabajando en una empresa o en nuestra propia startup, todos podemos ser agentes de cambio.

El mundo sería mucho mejor si cada emprendedor y cada persona que trabaja para una compañía eligiera un problema y tratara de solucionarlo. Lo mismo vale para las compañías. Históricamente, los líderes de negocios confiaban en que el gobierno se ocuparía de los desafíos de la sociedad, o pensaban que era un tema propio del sector social. "Nosotros estamos aquí para hacer ganancias", era su discurso. Progresivamente, esto fue cambiando en los últimos años, ya que el sector empresarial fue entendiendo que a medida que el mundo intenta resolver esos gigantescos desafíos, hay enormes oportunidades de crecimiento para las empresas responsables que tengan modelos de negocio innovadores. Según Paul Polman, CEO de Unilever, los líderes tienen que preguntarse cuál es el propósito de su negocio. "Muchos siguen pensando en el valor para los accionistas, cuando el motor debería ser el valor compartido. Su modelo de negocio debería orientarse al beneficio de la sociedad, que en última instancia también beneficiará a los accionistas", afirma.

Para Richard Branson, fundador y director ejecutivo de Virgin Group, la sociedad necesita un ejército de negocios, emprendedores y empresarios que salgan y traten de solucionar los problemas del mundo, ayudando a los políticos y a los trabajadores sociales.

En esta línea, todo negocio o emprendimiento puede ser, por naturaleza, social. Al menos debería serlo para prosperar y mantenerse en el tiempo.

AGENTES DE CAMBIO

Cuando se le pregunta a un emprendedor por los orígenes de su negocio, en general la respuesta tiene que ver con haber detectado un problema y encontrado luego una solución innovadora para mejorar la situación e incluso la sociedad. Detrás de cada emprendimiento suele haber un propósito. Detrás de la figura de cada emprendedor hay alguien que quiere mejorar las cosas.

Virgin, el grupo que fundó Richard Branson, es una compañía diversa que abarca muchos negocios. ¿Cuál es la lógica dominante detrás de todos ellos? Desde su comienzo, Branson nunca se vio como un gran empresario. Según afirma, la creación de Virgin tuvo lugar a partir de su interés por frenar la Guerra de Vietnam. Empezó haciendo una revista, cuando tenía 15 o 16 años, con el objetivo de llevar adelante una campaña contra la guerra e involucrar en ella a todos los jóvenes. Desde entonces, ha hecho cosas basado en el sentimiento de que hay un propósito en todo lo que hacemos. Cuenta, por ejemplo, que el origen de Virgin Atlantic se remonta a cuando tenía 27 años y estaba en el aeropuerto por viajar desde Puerto Rico a Islas Vírgenes. American Airlines canceló el vuelo por falta de pasajeros y solicitó a los viajeros volver al día siguiente. Como él no estaba dispuesto a esperar, fue a la parte de atrás del aeropuerto y alquiló un avión, pidió prestada una pizarra y escribió "Ida US$ 29 a Islas Vírgenes". Se acercó a las personas que habían sido echadas del vuelo y llenó su primer avión. Así fue como después llamó a Boeing para comprar un avión de segunda mano, lo cual no fue nada fácil ya que él era tan sólo el dueño de una revista.

Ser valientes y aprovechar la oportunidad es clave. Para Branson es la actitud just do it que aplica para encarar sus negocios. "Si alguien se me acerca con una idea que considero buena y creo que moverá la industria y hará cambios positivos en las vidas de las personas, me entusiasmo. No pongo a los contadores a hacer números", señala. Porque cree que, si una idea va a traer cambios positivos en los otros, entonces tienes un negocio. A veces funciona y a veces no, pero mientras uno lo esté haciendo por la razón correcta, Branson considera que las chances de que funcione son más altas. Siguiendo esa lógica, trata de no involucrarse en negocios a menos que traigan un cambio positivo al mundo. "La vida es muy corta sólo para hacer un negocio que genere dinero, así que en todo lo que hacemos tratemos de asegurarnos de que estamos haciendo una diferencia real y útil", concluye el magnate.

ENAMORARSE DEL PROBLEMA, NO DE LA SOLUCIÓN

A todos nos gustaría ser grandes emprendedores. Todos soñamos con cambiar el mundo o algo particular de él, pero sabemos que debemos recorrer un largo camino para lograrlo. Por eso es importante estar enamorados de nuestras ideas.

Para Uri Levine, fundador de Waze, el espíritu emprendedor tiene que ver con una cuestión de amor o de odio que te lleva a empezar a soñar con cambiar el mundo, con cambiar una situación. Supongamos que odiamos los atascos de tráfico, y cuando empezamos a tener pasión por ello y creemos que podemos cambiarlo, pronto nos damos cuenta de que vamos a sacrificar muchas cosas para marcar la diferencia. Para Levine, emprender es como subirse a una montaña rusa, a veces estás arriba y otras abajo, incluso en el mismo día. Según él, sólo se debe emprender cuando se está enamorado del problema.

DISRUPCIÓN IMPULSADA POR LA PASIÓN

Disrumpir tiene que ver con cambiar el equilibrio del mercado. Y por lo general suele hacerse a través de un producto o cambiando el precio. Pero ¿qué pasa cuando se introduce una nueva variable? Por ejemplo, en lugar de bajar o subir un precio, dar la opción de alquilar donde sólo existía la opción de comprar un producto. Eso es disrupción, porque cambia el equilibrio del mercado. En el caso de Waze (una aplicación social de tránsito automotor en tiempo real y navegación asistida por GPS desarrollada por Waze Mobile), por ejemplo, se dio porque Waze tenía información del tráfico, a partir de la colaboración de la gente, y la ofreció gratis.

La razón por la cual cuesta tanto aceptar ideas nuevas, disruptivas, es que supone aceptar que el modo actual de hacer negocios está mal. Por eso, sostiene Levine, son los emprendedores o los nuevos jugadores de un mercado los que lo terminan cambiando. Simplemente, aquellos que vienen de afuera y no tienen nada que perder. Y, por lo general, son motivados por amor u odio. Un ejemplo de esto último es el de Nir Zuk, fundador de Palo Alto Networks, una compañía de seguridad de redes y empresas con sede en Santa Clara, California. Zuk era uno de los principales empleados de Check Point en sus inicios y cuando se fue, se enojó mucho. Decidió entonces que construiría algo mejor y los superaría.

LA LÓGICA DEL EMPRENDEDOR EN LA EMPRESA

Se requiere una ambición, una arrogancia y una habilidad tecnológica muy especial para sentarse en un cubículo de una universidad o en un garage, disponerse a cambiar el mercado y ser una de las empresas más grandes del mundo. ¿Qué pueden hacer las empresas para innovar como si fueran emprendedores? Según Juan Enriquez, emprendedor inversor y erudito mexicano, se trata de ver las jerarquías de manera diferente. Esto es, identificar dentro de la compañía quién es emprendedor y quién no. Para el experto, el emprendedor en una empresa es aquel ejecutivo que toma las decisiones y ejecuta, y no necesariamente tiene que ver con las jerarquías tradicionales. Entender dónde están las personas dentro de una empresa y qué hacen es muy importante.

John Lasseter es la mente creativa detrás de las películas de Disney y de Pixar, y alguien que representa el espíritu emprendedor y al empleado emprendedor que todos quieren dentro de sus organizaciones. Hoy es el director creativo de Pixar Animation Studios y de Walt Disney Animation Studios, donde imagina las películas más exitosas de la historia del cine. Es el genio creativo detrás de Toy Story, Buscando a Nemo, Monsters, Inc., Intensamente, entre otras. Lasseter comenzó su carrera en Disney como un joven diseñador de animación que trabajó en algunas de las primeras películas animadas de Disney con lápiz y papel. Un día, cuando todavía era joven empleado, fue a una conferencia y escuchó a un orador hablar acerca del futuro de la tecnología, de cómo esta iba a cambiar la manera en la que la animación se creaba: en lugar de lápiz y papel, gráficos generados por computadoras. Lasseter se entusiasmó y se dijo: "¿Y si pudiera crear un largometraje completo, una película animada que consista nada más que de gráficos generados por computadora?". Fue con la idea a su gerente en Disney que, lejos de darle la oportunidad, lo despidió de la empresa por perder tiempo con proyectos que no estaban relacionados con su trabajo diario. Más tarde, Lasseter se asoció con Ed Catmull y Steve Jobs, y fundó Pixar, revolucionando la industria de la filmación con las primeras películas animadas que consistían sólo de gráficos generados por computadoras. Finalmente terminó volviendo a Disney cuando ésta adquirió Pixar por más de 7 mil millones de dólares. Vemos entonces cómo las grandes empresas fallan muchas veces al no identificar a sus empleados intrapreneurs y descubren sus potenciales cuando ya es tarde.

ATRAER Y RETENER A LOS EMPRENDEDORES

Las personas son el capital más importante de la empresa, después de todo, son las que realizan el trabajo y generan ideas. Pero, ¿cómo se atrae y se retiene a los talentos más capacitados e innovadores?

Según Ben Casnocha, coautor junto con Reid Hoffman (LinkedIn) de The Startup of You y The Alliance: Managing Talent in a Networked Age, es importante que la empresa sea vista como una pista de despegue y no de aterrizaje, tanto para gerentes, como para emprendedores y ejecutivos. Las compañías deben desarrollar la reputación de ser aceleradoras de carreras, para que los mejores de cada industria quieran trabajar con ellas. Para ello, debe reimaginarse por completo la relación laboral con los empleados y repensarse el marco entero dentro del cual una empresa se relaciona con sus mejores colaboradores. Casnocha lo llama "el marco de la alianza", dentro del cual se trata a los colaboradores como aliados que pueden desarrollar su carrera al tiempo que ayudan a la empresa a innovar. Dicho al revés, ayudar a la empresa significa al mismo tiempo transformar su propia carrera y aumentar su valor en el mercado laboral.

TAGS: RSE, emprendedurismo social, Waze, éxito, bienestar laboral, innovación, intraemprendedores, Disney

POR: WOBI

Santander Rio

Santander Río® 2018
Todos los derechos reservados.