Contenido Principal
Santander Río

Financiación, oficiales de banca empresa y trabajo, las claves de Marketing Agrícola SRL

“No creo en los sueños, creo que la suerte te tiene que encontrar trabajando”, dice convencido Raúl Rodríguez, socio gerente y apoderado de Marketing Agrícola SRL. Su historia de vida acompaña sus palabras: hace 30 años que está al frente de la firma y espera trabajar al menos otros 20 más, mientras se prepara para encarar la incorporación de las nuevas generaciones.

Marketing Agrícola SRL es una empresa familiar que produce agroquímicos, está radicada en Valle Remedios de Escalada, sobre la Avenida Japón, en la provincia de Córdoba. En total son 10 empleados, entre los que se encuentra Alejandra Ecavuzzo, la mujer de Raúl.

El nombre de la empresa es su principal marca ya que identifica cada uno de los productos que producen: insecticidas, glifosato, entre otros.  “La gente que lo formula, que trabaja con nosotros, sabe perfectamente que la marca es nuestra principal carta de presentación. Por ende, si nos equivocamos, lo hacemos todos”, explica, y luego agrega que se ocupan del cuidado de la calidad del producto para que sea buena, en dirección desde abajo hacia arriba.

“Nuestro objetivo es trabajar con agroquímicas, no con productores primarios. Al hacerlo con ellos, con distribuidores zonales o con cooperativas, disminuimos la cantidad de riesgo y tenemos la posibilidad de crecer en ese mismo ámbito”, detalla Rodríguez desde el otro lado del teléfono.

Sin embargo, el panorama no siempre fue favorable. En 2001, plena debacle económica del país y tras una magra experiencia con una entidad financiera, decidieron buscar apoyo en Banco Santander Río (BSR). “Me dieron una mano importante, nos han apoyado mucho, nosotros vivimos básicamente de la financiación”, admite. Es que los productos de Marketing Agrícola se formulan y entregan entre la época de campaña (de octubre a marzo), pero normalmente se pagan cuando la campaña termina (abril, mayo y junio).

En cuanto a los últimos obstáculos que se le presentaron en el camino, cuenta que las trabas a las importaciones los perjudicó en gran medida: “Nos vemos convertidos en gitanos porque intentamos conseguir los materiales donde sea posible para tratar de darle más rentabilidad a los productos que todavía podemos formular”. En la misma línea, se muestra escéptico cuando se le pregunta  sobre los reclamos contra los monopolios de agroquímicos: “No creo que si dejan de existir los reclamos nos modifique en alguna cuestión porque nosotros estamos en un mercado totalmente particular. La financiación es básica para nosotros: no tenemos forma de crecer, todo se financia”.

Según Rodríguez, Marketing Agrícola SRL registra un crecimiento sostenido desde hace 5 años. ¿El secreto? “No solo sucede por el apoyo de BSR, sino que cada uno de los oficiales de banca empresa que me tocaron en su momento me permitieron ver cuál era el camino a seguir para  crecer”, identifica. “Es decir –agrega–,  son personas que supieron lo que yo necesitaba y me permitieron crecer. Esa gente es muy valiosa.” En la actualidad, la firma opera con la Sucursal 064, Villa Cabrera.

Rodríguez vuelve a traer a la charla su mala experiencia previa al BSR para compararla con su buen presente: “Primero empecé a trabajar tibiamente con BSR, luego fue más fuerte y hoy es de forma total y absoluta: no tengo una cuenta en otro Banco”. Para explicar sus sentimientos, se muestra directo: “Encontré mucho apoyo en esta gente, todo el día sentada al lado tuyo diseñando caminos para que vos puedas armar buenos negocios. Estoy muy agradecido y absolutamente convenido que la clave del Banco es la persona que te atiende”.

Más información

BSR- ¿Cómo se diferencia de sus competidores?
RR- Tenemos una empresa demasiado chica como para competir contra gigantes. Por eso nuestra estrategia es tratar de crecer en estructura para tratar de formular la mayor cantidad de productos posibles y, luego de eso, tener nuestra ventaja comparativa en cuanto a la formulación local. Es decir, importamos, formulamos y comercializamos con productores zonales.
 

BSR- ¿Planean expandir sus zonas de comercialización?
RR- No somos profetas en nuestra tierra, no somos fuertes en Córdoba. Comercializamos en diferentes zonas con vendedores, tenemos algunos en distintas Provincias: Tucumán, Chaco, Santiago del Estero, Santa Fe y en La Pampa, que cubre Buenos Aires y parte de San Luis.

BSR- ¿Cómo planifica el mañana de su Pyme?
RR-
Marketing Agrícola SRL es una empresa familiar, soy la primera generación y voy a tener el problema de la continuidad ya que tengo dos hijas (de 16 y 14); moverse en un mercado de agroquímicos no es nada fácil, con un perfil masculino muy marcado.

BSR- ¿Siempre se soñó empresario?
RR- No, soy lo que hice toda mi vida, desde que encontré este camino que no sabía dónde me iba a llevar. El sueño es un anhelo que quizá en algún momento alguien tiene, pero la vida en algún momento te va a poner donde te tenga que poner, simplemente uno trabaja y si la suerte te encuentra trabajando y con los apoyos necesarios, las cosas pueden llegar a salir adelante.

BSR- Indique una característica que para usted no debe faltar en cualquier emprendedor
RR- No hay duda, que en el momento que la varita mágica te toque, estés laburando.

BSR- ¿Frase favorita?
RR-
La tengo como estado en Whastapp: que me vean con una sonrisa en la boca, no significa que no tengas problemas, sino simplemente que tengo la suficiente fuerza para tratar de enfrentarlos.

BSR- ¿Qué red social utiliza con mayor frecuencia?
RR-
Ninguna.

BSR- ¿Cómo equilibra su vida personal/laboral?
RR-
Lo que pretendo es hacer un equilibrio lo más parejo posible en los dos campos. Yo tendría la posibilidad de armar una empresa con gerentes y ceos, pero hay otras formas de hacer las cosas y que me parece más útil: trabajando y dejando que las cosas vayan creciendo en su justa medida, no volviéndome loco. Obviamente he pasado noches sin dormir, pero me enorgullezco que todavía todos los domingos sigo haciendo mi asado.

Santander Rio

Santander Río® 2016
Todos los derechos reservados.