Contenido Principal
Santander Río

Cómo ejercer influencia 

Online Banking

"El poder es una función de la capacidad de hacer una diferencia, y no de la posición".

El concepto mismo de poder está siendo reconsiderado drásticamente en todo el mundo. Estamos viendo crecer a la primera generación de la historia que no tiene como punto de referencia primario la estructura de poder piramidal que vemos en la educación, la iglesia, las empresas o el gobierno. Esta generación cree que el poder es una función de su capacidad de atraer seguidores. Basta pensar en Internet: en lugar de deslizarse hacia abajo, el poder sube. Si alguien tiene seguidores en la Web es porque la gente cree que agrega valor, que está escribiendo algo interesante o posteando buenos contenidos. Y en cuanto deja de hacerlo, esos seguidores desaparecen. 

En consecuencia, el poder es una función de la capacidad de hacer una diferencia, y no de la posición. Los líderes de las organizaciones van a tener que adaptarse a ese cambio, porque si dicen esto se hace así porque yo soy el jefe y lo ordeno, están horadando su poder y el respeto que la gente les tiene. En un mundo que va dejando atrás la burocracia y mucha gente es fóbica a la autoridad, vale la pena pensar en cómo manejamos la influencia, a partir de cuatro aspectos fundamentales. 

El primero es un espíritu corajudo. Lo que podemos hacer está definido por la capacidad de abordar temas que parecen estar más allá de lo realizable. Consideremos el caso de Zach Hunter, quien tenía 15 años cuando lo conocí. Un maestro le había contado que más de 27 millones de personas vivían bajo alguna forma de esclavitud. El dato lo conmovió. Y organizó una colecta con sus amigos de la escuela para ayudar a una ONG que luchaba contra ese flagelo. En una semana reunieron US$ 10.000. Pero no conforme con eso, armó una campaña que pronto involucró a miles de personas. Lo concreto es que un niño de 15 años decidió hacer algo con un problema que, claramente, lo excedía.

Lo segundo es una mente transgresora. Las personas que piensan diferente son las que cambian el mundo. En la India, el doctor Govindappa Venkataswamy desarrolló un sistema de hospitales para operar las cataratas de manera rápida, masiva y económica (cuesta alrededor de US$ 30). De hecho, desafió la forma en la que se trataba la enfermedad. 

Lo tercero es un corazón compasivo. La gente no sigue a quienes trabajan en beneficio propio, sino a los que tratan de mejorar el mundo para todos. Conozco al director de un hospital estadounidense que elevó la tasa de satisfacción de sus pacientes de 25 a 90% en 90 días, sin presupuesto. ¿Cómo? Proponiéndole a su staff que se conectara genuinamente con los enfermos en cada encuentro. ¡Y lo lograron!

 Por último, la habilidad de construir comunidades. Porque es lo que ayuda a hacer una gran diferencia en las organizaciones. Es sorprendente, pero real. 

TAGS: Liderazgo, Gestión, Manejo de RRHH, Autoridad, Estructuras de poder. 

POR: Gary Hamel // © WOBI.  

Gary Hamel, experto en estrategia y autor de varios best-sellers, ha sido profesor de la London Business School durante más de 30 años. Desde 2008 lidera el Management Lab, un proyecto destinado a acelerar la evolución del management.

Santander Rio

Santander Río® 2017
Todos los derechos reservados.