Contenido Principal
Santander Río

El futuro llegó. ¿Estás preparado?

Online Banking

En fútbol se dice “equipo que gana, no se toca”, pero en el mundo empresarial esto nunca es así. Las nuevas tendencias tecnológicas le dan lugar a nuevos competidores de acceder a nuevos mercados o incluso a nuestros clientes ¿Cómo sobrevivir al cambio?

En general, los dueños y administradores de las pymes tienen muchos frentes abiertos: gestionar pagos y cobros; interactuar con proveedores, clientes y empleados; mantener un stock con poco nivel de antigüedad y otros tantos. Esto lleva a que generalmente descuiden uno que es vital en un mundo cada vez más conectado: la modernización.

Debemos hacernos la pregunta: ¿estamos preparados para interactuar con un mundo cada vez más conectado? ¿Tenemos las herramientas suficientes para manejar las nuevas tecnologías? ¿Cuánto deberé invertir para mantener mi cartera de clientes o mejorarla? ¿Estoy suficientemente actualizado con las últimas tendencias tecnológicas?

No hay que dejar pasar ni un minuto más para analizar cuáles de estas tendencias debemos implementar primero, aunque probablemente nos convenga utilizar todas.

Comercio electrónico  
En un mundo hiperconectado, ya no es necesario que la gente se acerque a nuestros comercios u oficinas para evaluar productos o servicios. Empresas sin personal, local o inventario compiten directamente con la nuestra. A los clientes no les importa lo que ven en un local sino la reputación y tener inventario ya no es tan importante como el precio y la financiación. Incluso a los consumidores ya no les importa si el producto está en el país o si tienen que esperar hasta 45 días para tenerlo en sus manos si la operación es conveniente.

Desde el lanzamiento de eBay y Amazon se han lanzado sitios que permiten intercambiar bienes y servicios entre empresas y particulares. En nuestro país las más populares son MercadoLibre, OLX y Alamaula, pero ahora los consumidores también comparan precios en las webs extranjeras para analizar si les conviene esperar la llegada del producto pedido. Tenemos que tener claro quienes compiten con nosotros para no quedar fuera de mercado y perder más clientes de los que podemos llegar a ganar.

Como siempre, está en nosotros ver el vaso medio lleno o medio vacío, ya que en mi opinión lo que suena apocalíptico no es ni más ni menos que una enorme oportunidad para reconvertir nuestro negocio y profesionalizarnos en esta nueva mecánica transaccional. Por eso, debemos encontrar las vías para llegar al consumidor de manera rápida, directa y eficiente.

Queda claro que la primera ventaja de las plataformas de venta online es ampliar la base de potenciales clientes, pero esto no sólo se aplica a geografía sino a horarios de atención, ya que nuestro comercio estará abierto las 24hs. Los costos de servicio y atención también bajarán, y esto se debe a  que un solo empleado puede atender múltiples consultas y operaciones desde un dispositivo con conexión a internet. Se pueden medir la cantidad de visitas y analizar impacto de las campañas para maximizar la utilización de recursos, e invertir solo en canales que nos den un buen retorno.

Redes sociales

Casi todos los usuarios de internet tienen acceso a por lo menos una red social. Si sumamos los usuarios activos de Facebook, Twitter, Google+, LinkedIN, Pinterest e Instagram probablemente superemos el total de habitantes en el mundo. Obviamente hay perfiles repetidos, pero solo considerando nuestro país ampliaremos nuestra lista de potenciales clientes a más de 40 millones.

La mayoría de los usuarios piensan que Facebook es una red social, cuando en realidad siempre fue un proyecto que buscó armar la mayor y más actualizada base de datos mundial posible. Quienes tienen un perfil en ella han entregado información voluntariamente. Y no es solo nuestra edad y sexo, sino que cada “me gusta” va segmentando nuestros intereses para que solo nos lleguen los avisos que consideremos pertinentes. De esta forma, las denuncias por SPAM son mínimas y la cantidad de clicks por aviso es muy alta.

Lo mismo pasa en Twitter: diciéndole a la plataforma que artistas nos gustan (seguimos), marcando FAVs (favoritos) y retuiteando contenido la herramienta nos acomoda en cierto perfil personal para que nos lleguen “recomendaciones” ajustadas.

El que no se iba a quedar fuera de este negocio era Google, el meta buscador más utilizado a nivel mundial con casi el 80% de las consultas. Pero, ¿han realizado la misma búsqueda en dos máquinas distintas? Puede que se sorprendan ya que los resultados serán distintos porque se ajustan a las preferencias y anteriores búsquedas que se hayan realizado desde la máquina. Pero también los primeros enlaces son “patrocinados”. Quienes quieren publicitar en Google le ponen un precio a cada visita que los usuarios realicen a su sitio (precio por click). Los avisos van en modalidad subasta así que quienes más inviertan más prioridad tendrán.

 “Big Data”, la inteligencia de negocios

Con toda la información de la que disponemos, más la que puedan sumar redes sociales y buscadores de internet, creo que es hasta obligación de todas las empresas de realizar análisis de estos datos para mejorar su experiencia de cliente. Tiempo de respuesta, tipo de cliente, producto más vendido, sistema de pago más utilizado, región geográfica con más impacto o un mix de todos ellos serán nuestras herramientas más importantes a la hora de definir si seguimos invirtiendo en una línea de productos, si creamos una nueva o si migramos directamente nuestro esquema de negocios a otro más rentable, todo en tiempo real y con datos fehacientes que apoyarán nuestras hipótesis.

El concepto “Mobile first”

Los smartphones llegaron para quedarse. En Argentina, hay más teléfonos que habitantes, por lo que podemos asumir que la mayoría de los habitantes tienen dispositivos con conexión a internet que miden 5 pulgadas o menos. Es vital para nuestra supervivencia empresarial que nuestras páginas web estén diseñadas primero para ser vistas en celulares y luego en navegadores web. Es mucho más fácil adaptar una página mobile a un dispositivo más grande que viceversa. Y, lamentablemente, los usuarios y consumidores somos “resentidos”: si nuestra experiencia en un sitio no es satisfactoria la primera vez que entramos, probablemente nunca volvamos a acceder a él. Recuerden: es muy difícil ganar un cliente, también es muy difícil conservarlo pero es extremadamente fácil perderlo.

Datos en la “nube”

De todas las tendencias de las que hablé en esta nota, considero que la de los datos en la nube es la menos importante para la supervivencia de la empresa. ¿Por qué?, se preguntarán. Porque de hecho no tiene demasiado que ver con la interacción con nuestros clientes sino con el respaldo de los datos de la empresa. Si bien esto es vital para que podamos garantizar que todavía tenemos toda nuestra información a buen resguardo, esta opción puede ser la última que tengan que encarar después de esto.

Igualmente, como es la más fácil de implementar, les sugiero que la consideren lo antes posible para que sus datos estén a buen resguardo, duplicados y protegidos por cualquier incidencia que sufran en sus equipos.

Recomendaciones sobre estas tendencias

  • “Adáptate o muere” sería una buena manera de ejemplificar la situación en la que muchas de las pymes se encuentran. Todos los días se fundan nuevas empresas que competirán directamente con la nuestra, seamos competitivos todo el tiempo.
  • Utilizar Big Data, porque minimizará los costos de publicidad y campañas analizando el impacto y su retorno. También permitirá realizar promociones por región, con alianzas estratégicas con empresas de flete y entregas que permitan enviar los productos de manera gratuita.
  • Cuidar nuestra imagen online como si fuera oro, ya que será nuestra carta de presentación más confiable.

Algunos otros consejos

  • “Reputación, reputación y reputación”. Lo único importante para nuestros clientes es lo que otras personas hayan informado de nosotros. ¿Entregamos en fecha? ¿El producto es lo que prometimos? ¿Las condiciones de venta son las publicadas? Todo formará parte de nuestro perfil profesional. Incluso en páginas sin medidor de reputación, como Facebook, siempre existe la opción de realizar una búsqueda en internet y obtener análisis pormenorizados incluso en foros especializados.
  • ¿Publicaciones pagas o publicaciones gratuitas?: el modelo de negocios de las plataformas online se nutre de las operaciones realizadas, pero también de aquellos que quieran destacar su producto por sobre el resto así que sugiero que antes de decidir destacar todas sus publicaciones analicen su competencia, vean cuales son las palabras clave más buscadas y analicen si es que vale la pena invertir dinero.
  • “Hágalo usted mismo” o “Contrate a un experto”: si su área de experiencia profesional está lejos de ser las redes sociales y venta por internet, sugiero que contraten a un profesional para realizar las campañas y análisis necesario para mejorar su impacto y el retorno de su inversión.
  • Sea eficiente: no inunde internet con publicaciones sin impacto, lo que redundará en dinero perdido. Lance pocas campañas al principio, para analizar su tasa de retorno y maximizar su inversión. Utilice los servicios de profesionales en redes sociales y plataformas online (“Community Managers”) para asistirlo en la mejor manera de orientar su negocio digital.

 

TAGS: Futuro, innovación, pymes, Redes sociales, Marketing online, Google Ads

POR: Mariano R. Chiesa

Soy Mariano Chiesa, especialista en tecnología. Pasé toda mi vida rodeado de computadoras y trabajé en las mejores empresas de informática del mundo. En 2012 co-fundé “Teleparking S.A.”, consultora dedicada al desarrollo de soluciones innovadoras para problemáticas comunes. Nuestros productos insignias son un software de estacionamiento medido y una plataforma de Telemedicina. Sigamos en contacto en ar.linkedin.com/in/marianochiesa.

Santander Rio

Santander Río® 2017
Todos los derechos reservados.