Contenido Principal
Santander Río

Antonio (Toni) Nadal, el cuestionado entrenador y tío del ex número uno del tenis, reflexiona sobre la filosofía de trabajo que aplica para que Rafael Nadal vuelva a triunfar en el circuito: fortaleza mental y trabajo duro.

 

1 - ¿Qué ha hecho para ayudar a que Rafael muestre determinación y resistencia en la cancha?

Rafa tiene un don natural que le permite entregarse a fondo, luchar y creer en la victoria, pero también sé que es un hábito adquirido. Todo está fundamentado en la formación, en la preparación de tantos años. Por eso lo exigí al máximo en cada entrenamiento, como si fuera un partido importante. Sabía que la competencia sería difícil, y que la única forma de vencer era estar muy bien entrenado y salir a la pista al tope de la atención. No es fácil ganarle a Ferrer, a Murray, a Djokovic o a Federer. De manera que eso es lo que procuré hacer en todo momento, nada más.

2 - ¿Cómo se elige la estrategia para enfrentar a rivales distintos?

Lo básico es conocerse a uno mismo y valorarse en su justa medida. En el caso de Rafael, cuando se enfrenta a grandes jugadores, evidentemente analiza la situación: la mayoría tiene mejores golpes que él, de modo que está obligado a buscar estrategias para ganar. Sabe que debe generar intercambios de golpes que lo favorezcan y distribuir bien las reacciones para que el rival no esté prevenido.

3 - Es muy duro para un jugador afrontar lesiones o malos resultados. ¿Cuál es su rol en esos momentos difíciles?

Lo ayudo a reflexionar. ¿La situación está complicada? Bueno, evaluemos todo lo que nos ha pasado y hagamos un tratamiento global. En cuanto a los resultados, mi trabajo es decirle: “No pienses en la posición que tenías hace dos años, cuando eras el número uno del mundo. No lo eres, eres el número 5, o 6; esta es nuestra realidad, y a partir de aquí empecemos a trabajar”. Hacemos un esfuerzo, entrenamos más que nunca. Y si al final no nos va bien, me quedo con la tranquilidad de haberlo intentado al máximo.

4 - ¿Cree que su forma de entrenar habría tenido éxito con otro jugador?

Sí, porque no lo hubiera entrenado igual. Lo que hice con Rafael fue analizar sus características, y a partir de ellas diseñar un entrenamiento. Pienso en lo que necesita para desarrollar bien su tenis, y lo trabajo. No creo en una receta para todos.

5 - ¿Qué ha sido lo malo y lo bueno de colaborar con Rafael siendo un familiar?

Lo bueno es que el interés que he puesto en el trabajo ha sido superior al interés que hubiera puesto cualquier entrenador. A mí no me importó jamás si era domingo o Navidad, porque tenía un interés casi tan grande como el jugador. A veces, el miedo a no conseguir las metas que nos proponemos tensa la situación más de la cuenta. Por otro lado, como no cobro un sueldo, porque no lo necesito, Rafael sabe que no soy su empleado y que no tengo que dorarle la píldora constantemente. Eso le sirve a nivel personal, lo ayuda a desarrollarse, a ser consciente de que no todo se puede comprar con dinero.

TAGS: Estrategia de negocios, Empresas Familiares, Deporte y negocios.

POR: Antonio (Toni) Nadal // © WOBI.

Santander Rio

Santander Río® 2016
Todos los derechos reservados.