Contenido Principal
Santander Río

Tres  emprendedores  argentinos  se  juntaron  con  el  fin  de producir videos animados para niños de entre 1 y 5 años. Su canal en YouTube acumula 13 millones de reproducciones. Los creadores de Toobys planean expandirse a nuevos mercados de América y Europa.

Cuando Fernando Abdala, Andrés Laniado y Emanuel Goldschmidt llegaron a la conclusión de que la oferta de contenido educativo para chicos en Internet era muy pobre, no lo dudaron. Se pusieron de acuerdo rápido y, con una inversión de capital inicial de US$ 100.000, en septiembre de 2013 formaron Toobys. Los tres amigos se conocen del colegio secundario y ya habían trabajado juntos. En 2003 crearon dream ad, una firma de publicidad digital que, con fuerte presencia en Latinoamérica, llegó a facturar US$ 13 millones anuales. Gracias a esos resultados, en 2009 se la vendieron a Ybrant Digital. 

Con Toobys desarrollaron primero 40 capítulos multimedia de entre uno y tres minutos cada uno, en idioma español. Orientados a los más chicos, los videos sirven para aprender colores, números, letras y, además, entretener. Las cifras que hasta principios de marzo de 2015 acumulan los coloridos  videos  de Toobys  son  impresionantes:  más de  13 millones  de reproducciones,  que equivalen a más de 23 millones de minutos vistos. O, para que se entienda mejor, 45 años de visualizaciones. Un dato importante: la mitad de los usuarios accede al canal desde un dispositivo móvil (smartphone o tablet). Y con respecto al origen de las visualizaciones, México se ubica en el primer lugar, seguido de la Argentina, España, Estados Unidos, Chile y Colombia, entre otros países. 

“Toobys  está  pensado  con  el  nuevo  paradigma  de  la  industria  del  contenido”, cuenta  Emanuel Goldschmidt,  co-fundador  y  CEO  de  VidClub,  la  empresa  madre  de  Toobys. Un  paradigma  que consiste en acceder a contenido de calidad mediante el abono de una membresía, similar a los servicios que ofrecen Netflix y Spotify, entre otros. 

El modelo de negocio tiene dos pilares. Por un lado, venden publicidad en su canal de YouTube; por el otro, licencian el contenido para que otros desarrolladores lo usen en sus aplicaciones o medios off line. Y han previsto la licencia de merchandising y juguetes, libros interactivos y juegos  para  móviles.  Las  canciones  infantiles  de  Toobys  también  se  pueden  encontrar  en Spotify, iTunes, Amazon y Shazam.

Después de consolidarse en la generación de audiencia, el foco de los emprendedores está puesto en expandir Toobys al mercado europeo. Con ese fin concretaron una alianza estratégica con KidzinMind de Buongiorno, una compañía  de soluciones digitales que es parte del grupo NTT DoCoMo. En primera instancia, ese acuerdo les da la posibilidad, según Goldschmidt, de tener presencia en Italia, España y Gran Bretaña.  

Los números están de su lado. La producción de contenidos pensados especialmente para los más pequeños es un segmento de mercado con mucho crecimiento, impulsado por los dispositivos móviles. Lo demuestra un estudio de Common Sense Media de los Estados Unidos: la cantidad de chicos de 1 a 5 años que usan móviles se duplicó desde 2011. En aquel entonces, apenas el 10% de los menores de 2 años habían usado alguna vez un dispositivo tipo tablet. Hoy lo usa casi el 40%. La dupla móviles y chicos asegura negocios grandes. 

Rubro: videos animados para niños de 1 a 5 años. 

Año de fundación: 2013. 

Inversión inicial: US$ 100.000. 

Modelo de negocio: venta de publicidad en su canal de YouTube y licencia de contenidos. 

Reproducciones en YouTube a marzo de 2015: más de 13 millones. 

TAGS: Innovación, juguetes, creatividad. 

ENTREVISTADO: TOOBYS // © WOBI

Santander Rio

Santander Río® 2016
Todos los derechos reservados.