Contenido Principal
Santander Río

Empresas unicornio, los fenómenos de esta época

Online Banking

Desarrollan software de redes sociales y servicios online y en diez años valen más que muchas compañías históricas. ¿Mito o espíritu del tiempo?

Si a cada década le corresponde el surgimiento de un fenómeno económico que se convierte en un emblema de las tendencias empresariales a nivel internacional —vale pensar en las denominadas empresas “puntocom” durante los 90, por ejemplo—, los íconos de esta década sin lugar a dudas son las compañías que la experta Aileen Lee supo bautizar como “compañías unicornio”.

Detrás del rótulo atractivo y fácil de popularizar hay bastante más que la voluntad de tener una etiqueta viralizable: lo que Lee visualizó en 2013, cuando ideó esta nomenclatura, era una tendencia respaldad en un espíritu del tiempo económico que generaba el caldo de cultivo necesario para el surgimiento de estas compañías. La especialista observó cómo desde 2003 hasta esa fecha, habían surgido 39 empresas desarrolladoras de software que estaban valuadas en 1 billón de dólares o más. Pasando en limpio, un “unicornio” es una empresa que en menos de diez años y a pura innovación y desarrollo tecnológico valía un millón de millones de dólares: mitológico.

¿Cómo fue posible que no una ni diez, sino 39 compañías pudieran alcanzar tan tremendo valor al mismo tiempo? En algunas de las características enumeradas por Lee se pueden leer los motivos entre líneas.

- La edad promedio de los emprendedores que las fundan es 34 años.

- Surgieron en la era de las redes sociales, y supieron aprovechar su auge para consolidarse y crecer.

- Son B2C (Bussines to Consumer), es decir, desarrollan una estrategia comercial para llegar directamente al cliente o consumidor final.

- En promedio, en la década pasada nacieron cuatro empresas unicornio por año.
- Han generado aproximadamente 26x más valor por cada dólar privado invertido.
- El 90 por ciento de las compañías tiene fundadores que ya se conocían antes, en la escuela o el trabajo.
- 27 de las 39 compañías del Unicorn Club están ubicadas en Silicon Valley, San Francisco.


Con la juventud, internet y una estrategia comercial de vinculación directa con los consumos cotidianos de sus “clientes”, queda claro que la naturaleza vincular de comunicación virtual que define a esta era fue el marco perfecto para que los innovadores jóvenes aplicaran lucidez y creatividad para ver —y, en muchos casos, mejorar— una demanda que aparecía difuminada en los comienzos de la década.

Si pensamos que muchas de estas empresas se encargan de generar, sostener y continuar desarrollando las redes sociales que usamos todos los días para comunicarnos en cualquier ámbito y que otras se ocupan de brindarnos servicios de búsquedas, traslados o ubicación, se hace claro que la clave del éxito de estas startups estuvo en satisfacer y fomentar una demanda de mercado universal con Internet y la telefonía móvil inteligente como patas del andamio que sostiene su modelo de negocio.

Si era cosa de mitos que una empresa de capital humano eminentemente de joven y de ideas y modelo de negocio innovador pudiera cotizarse en un billón de dólares en menos de diez años, la concreción de ese mito sólo pudo realizarse en un contexto que también se asemeja a la leyenda. Uno en el que, como nunca antes, comunicar e informar es crear.

Unicornios en América Latina

Pero no sólo en Silicon Valley han nacido estos gigantes del mundo empresarial. Compañías que tuvieron origen en América Latina también han sabido aprovechar un contexto que combina desarrollo tecnológico y creatividad enfocada a las necesidades diarias del usuario con Internet como soporte principal.

En total existen nueve empresas valuadas en más de mil millones de dólares que se reparten entre cuatro países: México, Argentina, Brasil y Chile. La aplicación concreta a las necesidades diarias de los consumidores —comprar y vender o buscar un pasaje de avión barato— y, sobre todo, la practicidad de los servicios ofrecidos a punto tal de convertir una idea en una app sencilla para cualquier teléfono, parecen ser las claves de estos enormes emprendimientos a nivel continental.
 

Esto implica ver qué hace falta y traducir esa oferta en una plataforma o herramienta de tecnología interactiva en tiempo real. ¿Cuál será la próxima?

 TAGS: emprendedurismo, empresas unicornio, emprender, tecnología, Silicon Valley, startup

POR: Juan José Relmucao

Juan José Relmucao es corresponsal de Noisey, Thump, Creators Project y Vice Sports Latinoamérica. Además ha colaborado con medios argentinos como  Buenos Aires Económico, Tiempo Argentino y Brando. También ha sido docente de Taller de Redacción Periodística en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, integrante del Observatorio de Culturas Políticas del Centro Cultural de la Cooperación y redactor publicitario para A&E América Latina.

Santander Rio

Santander Río® 2018
Todos los derechos reservados.