Contenido Principal
Santander Río

Capacitar y capacitarse: una labor imprescindible.

Online Banking

El conocimiento y la eficiencia son claves en la actualidad. La PyME debe reconocer la necesidad de la capacitación que le otorga ventajas diferenciales a la compañía.

 

Los recursos humanos de una empresa son un componente fundamental. Eso no es ninguna revelación. Pero hay ocasiones en que lo urgente, el día a día, el "atajar los penales", como se dice vulgarmente, nos empujan a ver un sólo aspecto de este tema: salarios, seguros,vacaciones, horas extra, sanciones, licencias, aportes, obra social, comprobantes y un largo y tedioso etcétera. 
 

Sin embargo, hay dentro del área de recursos humanos otro enorme terreno que no debería ser soslayado por ninguna empresa -grande, mediana o pequeña- que apunte a obtener el éxito a largo plazo: la capacitación. No hay futuro para un proyecto si sus líderes creen que pueden prescindir de esa herramienta. 
 

A medida que una empresa crece y prospera, las tareas a cumplir y los requerimientos a responder hacia los clientes y otros actores del mercado son más complejos. Rotar el personal en función de cada novedad en el negocio, además de ser antieconómico, va contra toda práctica empresarial sensata. En este punto, la capacitación aparece como una solución lógica. 
 

Beneficios extras
Quienes llevan tiempo estudiando el tema aseguran que, más allá del efecto inmediato de incorporar conocimiento, la capacitación provee una buena cantidad de beneficios: 

  • Estimula el reclutamiento interno. 
  • Eleva la autoestima de los empleados. 
  • Incrementa la productividad y calidad del trabajo. 
  • Logra que el personal se sienta más identificado con la empresa y sus políticas. 
  • Genera mayor rentabilidad. 
  • Contribuye a minimizar riesgos y prevenir accidentes. 
  • Facilita la relación jefe-subordinado. 
  • Propicia la comunicación dentro de la organización.
  • Jerarquiza a la compañía y mejora su imagen. 

 

No "capacitar por capacitar"

Entre los pasos a seguir en el proceso de capacitación, hay uno que es fundamental y radica en detectar correctamente las necesidades de la empresa. Así se evita encarar esta tarea "porque hay que hacerlo", "porque todos lo hacen". En fin, como dicen los expertos, no hay que "capacitar por capacitar", sino apuntar a los aspectos y especialidades que la organización deba fortalecer en cada momento.

Una vez resuelto a conciencia ese paso inicial, se encadenan las siguientes etapas: clasificar y jerarquizar las necesidades detectadas; definir detalladamente los objetivos; seleccionar los contenidos y elaborar el programa, ejecutarlo y evaluar los resultados. En muchas ocasiones, intervienen agentes externos que ya tienen diversos elementos preconfigurados, con lo cual algunas etapas del proceso consisten, en cierta medida, en "unir partes".

Un estímulo

Conscientes del rol primordial de las PyMEs dentro de la actividad económica de un país y, a la vez, de las dificultades que tiene muchas veces este segmento para acceder a un insumo crucial como la capacitación, los estados suelen brindarles apoyo para que puedan realizarse estos procesos.

En Argentina, la Secretaría de Emprendedores y PyMEs del Ministerio de Producción tiene en funcionamiento el programa Capacitación PyME. Esta iniciativa permite a las pequeñas y medianas empresas obtener reintegros de entre el 60 y el 100 por ciento sobre la inversión en capacitaciones de empleados. Se puede aplicar tanto para actividades abiertas, dictadas en instituciones públicas o privadas, como cerradas, en los casos de cursos in company.

En conclusión: además de obtener todos los beneficios enumerados en esta nota, sabemos que cumplimentando ciertos trámites y requisitos, la capacitación puede ser de muy fácil acceso. Por si quedaba alguna duda. Por si quedaba alguna excusa. Así que manos a la obra: a explorar, a capacitarse. Es la única manera de crecer y no quedarse en el camino.
 

TAGS: Desarrollo profesional, Capacitación, Recursos humanos, Habilidades, Crecimiento personal.
POR: Marcelo Celestino. 
Licenciado en Marketing y Consultor especializado en Aplicaciones Web con una fuerte orientación en el diseño centrado en el usuario (Ux Design). Especialista en nuevas tecnologías Web, plataformas mobiles, herramientas de comunicación y procesos de venta digital. Emprendedor que desarrolla su carrera como profesional independiente desde principios de 2001, y actualmente en Advertino, una empresa facilitadora que genera estrategias de negocio para sus clientes. Para seguir en contacto: www.advertino.net

Santander Rio

Santander Río® 2017
Todos los derechos reservados.