Contenido Principal
Santander Río

Impuestos y negocios: una pareja despareja

Online Banking

Quizás te sucede que ves que se factura e ingresa dinero, pero no entendés bien el flujo (cash-flow) y qué parte corresponde a quién: Empresa o fisco. Veremos el proceso en esta nota.

Estimo que esta debe ser una de las notas que menos alegría y diversión causa a los empresarios y entiendo que, si aún leyendo el título fuiste tan osado e ingresaste es porque realmentequerés saber o aprender más acerca de esta pareja, muchas veces despareja.

Muchos dicen que el fisco es un socio más de la Pyme, aunque uno no lo elija por propia decisión. Más aún podemos decir de la presión impositiva en nuestro país y de las dificultades que tiene una Pyme para hacerse cargo y gestionar el pago del abanico de impuestos, tasas, sellos y demás que debe cumplir solamente para estar al día con el fisco (agente de recaudación). 

Poco importa el tamaño de la empresa dado que las obligaciones fiscales y previsionales impactan tantoen la pequeña, como en la mediana y en la gran empresa. Claro que cuánto más pequeña sea la empresa mayor será el esfuerzo y la energía que le insumirá para poder afrontar esta poco feliz tarea u obligación. 

Para no arrancar esta nota con tristeza o frustración, te voy a contar algo que me ocurrió hace algunos años cuando me encontraba emprendiendo en un negocio muy distinto al actual. En ese entonces era un fervoroso seguidor del gurú de la administración Peter Drucker, y es así, que me encontré quejándome de la presión impositiva que existe en la argentina y que, ocuparme de esta actividad, me insumía un tiempo (del que no disponía) a la vez que me quitaba un gran porcentaje de mis ganancias. Ahí fue cuando Pablo, mi mentor fijando sus ojos en mí me dijo: ...“ánimo: ¡no te quejes, que ese es tu trabajo!... Eso, aunque parezca simple, me sirvió siempre para que cada vez que me encontrara haciendo una tarea o actividad que no me motivaba recuerde que eso también es parte de mi trabajo.

El área impositiva puede no ser la más divertida, pero debemos conocerla para poder gestionarla y tomar acertadas decisiones ya que ineludiblemente impactarán en todas las áreas de mi empresa. Sino, tendremos que optar por la relación de dependencia que es más sencilla, y citando a Steve Jobs, recordemos que ...”Si tú no trabajas por tus sueños, alguien te contratará para que trabajes por los suyos...” Say no more. 

Let`s Rock & Roll: ¿Cómo afecta lo impositivo en mi empresa según “el tipo de posición” que tenga frente a los impuestos? 
Para poder hablar acerca de los impuestos en las Pymes es menester, en primera medida,  encuadrar y situar adecuadamente la condición particular de cada empresa o emprendedor, la cual, será diferente en un caso u otro. Debo saber que existen las personas físicas (monotributistas y autónomos) y las jurídicas (ej. SA, SRL, etc). Recordá que los monotributistas solo pueden emitir facturas tipo “C” y que, los responsables inscriptos emiten facturas “A”, emitidas a responsables inscriptos, y también facturas tipo “B” emitidas a monotributistas o IVA exentos según corresponda. 

Para las facturas “C”, no se puede desglosar o “trasladar el IVA” ya que al pagar el impuesto del monotributo (costo fijo por mes según categoría), estos contribuyentes no cuentan con esa posibilidad.Por tal motivo es importante tener en cuenta que todos aquellos insumos, materias primas o compras que realice un monotributista es “final” por lo que obligatoriamente tiene que asumir el valor del IVAcomo parte de su costo. 

No ocurre así para aquellas figuras mencionadas (autónomos o sociedades comerciales) que pueden, en cambio, utilizar a su favor el crédito del IVA.  Todos los meses realizan el pago según la posición del IVA compras y ventas pagando al fisco la diferencia entre éstos. Si bien pagan el IVA al comprar el insumo o materia prima (al igual que los no inscriptos) éstos pueden trasladarlo a su cliente lo que hace que no lo tengan que asumir como costo directo. ¿Se entiende hasta acá? Tengamos en cuenta por último el caso que, siendo responsable inscripto, tenga proveedores que son monotributistas. En este particular, no se podrá tomar el IVA a favor, y se deberá asumir el valor total de la factura como costo. De esta manera, puede que la empresa pierda algo de competitividad en el mercado frente a otra empresa que sí tenga, en cambio, proveedores responsables inscriptos.

Por lo dicho anteriormente: ¿Cómo es que un monotributista (factura “C”) puede resultar menos competitivo que alguien que factura al mismo cliente pero con factura “A”?

Es cierto que a prima facie el monotributista pueda resultar menos competitivo que un responsable inscripto ya que éste desglosa el IVA aunque, al final, veremos una excepción a esta regla. Te lo ilustraré con un ejemplo a fin de explicarlo de una más manera clara: La empresa “soluciones IT emprendedoras” (que es monotributista) le factura a su cliente “comprador SRL” (responsable inscripto IVA) un servicio de reparación/mantenimiento de computadoras. El valor de su factura “C” no desglosa ningún tipo de impuesto y representa un valor, en este caso, de $10.000.- Por el otro lado, la empresa “soluciones IT SRL” le factura (o le presupuesta) un servicio semejante al mismo precio pero con el correspondiente desglose de IVA que le permite su condición de SRL. Es decir que emite una factura tipo “A” por $10.000 que se compone por el valor de $8264 + IVA (21%) de $1736.- En ambos casos el cliente “comprador SRL” pagó $10.000 por el servicio pero ¿qué sucedió realmente en terminos impositivos? En el primer caso, cuando el cliente recibió una factura “C” de su proveedor de servicios, la empresa asumió el costo total por el mismo sin poder “desglosar” ningún tipo de impuesto a su favor (crédito de IVA). En cambio, en el segundo caso cuando la empresa “soluciones IT SRL” le facturó sus servicios, la empresa pagó en realidad $8264 ya que los restantes $1736 los toma como IVA a su favor del mes siguiente. Esto quiere decir que en terminos de competitividad la empresa “soluciones IT emprendedoras” es un 21% menos competitiva que “soluciones IT SRL”, incluso cuando ambas tienen un precio de mercado o de venta equivalente. Es por esto que los monotributistas no deben de quedarse siempre en la inscripción de monotributo sin hacer un adecuado análisis de competitividad y de los costos reales que terminan pagando por permanecer en este regimen simplificado. Sólo para los casos en los que el monotributista sea proveedor de servicios a otros monotributistas o a “IVA excentos” y, que sus montos de facturaciónse encuentren dentro del marco y topes que provee dicho régimen, entonces no tendrá inconveniente alguno para permanecer en dicho régimen.  

Recordemos que la empresa constituída formalmente debe disponer de cierto patrimonio y condiciones mínimas para funcionar y operar que no le son exigidas de igual manera al monotributista y que, por logeneral, las empresas que llevan muchos años operando y son exitosas deben necesariamente constituirse como sociedad comercial. Es decir que el monotributo, en muchos casos,  es recomendable para empezar dado que al no tener costos adicionales como ser un contador (ya que para eso se inventó este “régimen simplificado”) y porque realmente es más sencilla su presentación, cambios y tratamientogeneral es adecuado a cierto número de casos. Pero, no por ello, debemos quitar la vista y dormir en los laureles porque lo que fue bueno para un momento del proyecto o empresa quizás no lo sea para el momento de crecimiento, profesionalización o expansión. En caso que tengas dudas sobre la forma jurídica, las ventajas y desventajas de cada caso, te sugiero que consultes el material de la abogada Estefanía Santos que bien explica acerca de estos particulares en su artículo: 

http://www.santanderrio.com.ar/banco/online/pymes-advance/formacion-empresarial/pildoras-de-conocimiento/llego-el-momento-de-constituir-una-sociedad y otro artículo igualmente provechoso en: http://www.santanderrio.com.ar/banco/online/pymes-advance/formacion-empresarial/pildoras-de-conocimiento/clientes-o-consumidores

Termino indicando que, en cualquier caso es recomendable referir el tema a un contador o especialista tributario. Si bien esto puede en un prematuro análisis parecer un costo (entendiendo al costo como una actividad necesaria pero que no agrega valor) te animo a que lo pienses como una inversión estratégica al menos en el mediano o largo plazo. Esto lo digo confiado en que, mediante una correcta planificación impositiva, se pueden lograr grandes beneficios para tu empresa. Aquí es donde entran los ya mencionados por mí en otras notas “costos ocultos”. Por tanto intentemos evitar la trampa de “lo barato, que sale caro” porque en este punto, sin una adecuada gestión impositiva puedo verme afectado por lo que llamo “el ilusionismo del dineroo espejismo impositivo” que no es otra cosa que sufrir las consecuencias del fenómeno de “ver que el dinero entra en la empresa o en mi bolsillo pero que, al mismo tiempo, se escurre en el pago de impuestos y en costos financieros asociados” que, en muchos casos, no fueron previstos a la hora de presupuestar el trabajo y por lo consiguiente no se obtuvo el beneficio final (neto) esperado por el negocio o transacción. Aclaro que este asunto es de exclusiva responsabilidad de la empresa ya que, así como la ley se presume conocida, también el manejo u operatoria de los impuestos y el conocimiento de las obligaciones fiscales deben comprenderse de entrada, aún antes de emitir la primera factura. Aunque aquí lo importante no es “golpearse el pecho” porque no conocía alguna de estas cosas sino poder identificar laoportunidad de mejora y cambiar para bien dando un giro a tiempo a mis acciones cotidianas tomando así el timón de la gestión empresarial que aprende a gestionar los riesgos sin que éstos acaben antes con la empresa. Es así como se hacen los grandes emprendedores, ya que no se nace sabiendo de impuestos ¡gracias Dios! sino que se aprende haciendo y también de saber contratar a los profesionales idóneos que se especializan en estas y otrasáreas de la empresa. Porque en definitiva, no debo olvidar nunca ni correrme un instante del foco de mi negocio. 

Ahora bien, sepamos que este accionar no deslindala responsabilidad (sobre todo por las consecuencias que pueden conllevar en caso de no gestionarlo debidamente)  sino que nos es de suma utilidad y provecho para tomarlo en debida cuenta sea en la estructura de costos como en la operatoria cotidiana. De no tomarlo como un conocimiento estratégico para mi empresa corro en el riesgo mencionado del “espejismo impositivo” en donde creo que gano más de lo que efectivamente gano. Este desconocimiento ha llevado a más empresas a la quiebra de lo que te gustaría saber. Por tanto, si trabajamos realizando una correcta planificación impositiva y estamos bien asesorados entonces, por unlado, cumplimos con la ley evitando riesgos innecesarios y, además, puedo saber que no toda la plata que ingresa a la empresa es de la empresa sino que debo identificar, diferenciar y ser disciplinado en el uso del dinero ya que, una parte no menor es del fisco. Sepamos que lo que haga con la plata del fisco o bien si resulto en víctima de un robo o extravío, debo pagarlo de cualquier modo en tiempo y forma, caso contrario, estarás evadiendo impuestos. A modo de cierre tengamos en cuenta que hay numerosos impuestos que aplican sobre las ventas como ser el de Ingesos Brutos y otros que afectan de manera financiera a la empresa, como ser el impuesto a las ganancias y el IVA, por mencionar los de mayor impacto. Todo esto lo trataremos en profundidad en la próxima nota relacionada a la gestión impositivapara Pymes.  

¿Te ha sucedido algo de lo aquí mencionado? Deseoque la nota te haya sido de utilidad y espero tus comentarios. Hasta la proxima!

TAGS: Administración y Finanzas, impuestos, tasas, negocios Pymes. 

POR: Santiago Rodrigo, CEO Pareto Consultora. 

Es vinculador tecnológico por la Universidad de San Martin. Lidera el equipo de Pareto Consultora ofreciendo soluciones a Pymes y emprendedores en diversas temáticas mediante la implementación de herramientas ágiles aplicadas a la producción y a la gestión estratégica de los negocios. Analista de costos e implementador de Programas de Eficiencia Productiva para reducir pérdidas (metodología Japonesa) propiciando el aumento de la competitividad empresarial. Consultor asesor para la Fundación Sadosky especializado en empresas TIC ejerciendo un rol de articulación entre las universidades, el estado y la industria IT. Asesoramiento en la gestión de proyectos de inversión en las principales líneas del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación y en otros instrumentos de financiamiento público. Coach y mentor para diversas instituciones nacionales e internacionales vinculadas a negocios y al diseño como ventaja competitiva.  Conferencista y speaker en eventos del ecosistema emprendedor. Actualmente profesor en la Cámara Cafydma y en el Programa de Academia BA Emprende del GCBA, donde se desempeña como referente temático en costos y finanzas.

Santander Rio

Santander Río® 2016
Todos los derechos reservados.